Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Procarbazina (Matulane)

Article Translations: (English)

¿Cómo funciona este medicamento?

La procarbazina (cuyo nombre en inglés se pronuncia “pro-car-ba-sin”) es un medicamento de quimioterapia usado en el tratamiento de la enfermedad de Hodgkin, el linfoma no Hodgkin, tumores cerebrales y cáncer del pulmón. Este medicamento interfiere en una fase específica del desarrollo de las células cancerosas y las destruye.

¿Cómo se administra?

La procarbazina se administra por vía oral en forma de cápsula, generalmente una vez al día. Debe administrarse a intervalos regulares, de modo de mantener un nivel constante en el torrente sanguíneo. El niño debe estar despierto y alerta al tomar cualquier medicamento.

___ Si se trata de niños que no pueden tragar cápsulas:

  1. Póngase guantes.
  2. Abra la cápsula dentro de una bolsa plástica transparente.
  3. Mezcle el medicamento en polvo con una cantidad muy pequeña (aproximadamente una cucharadita) de comida blanda como puré de manzana o jalea. Asegúrese de que el niño tome toda la mezcla.
  4. Lave las cucharas y el recipiente en el que preparó la mezcla inmediatamente después de usarlos. Deseche la bolsa y los guantes.

¿Es necesario tomar precauciones con la comida o con otros medicamentos?

No le dé antihistamínicos, barbitúricos, narcóticos ni antidepresivos. Consulte al médico, enfermero especializado o farmaceuta antes de darle al niño cualquier otro medicamento (ya sea recetado o no), hierbas o vitaminas.

Lo ideal es administrar la procarbazina con comida o después de comer, para evitar malestares estomacales.

Mientras el niño esté tomando procarbazina y por un período de dos semanas después de suspenderla, no le dé alimentos que contengan tiramina. La tiramina interactúa con la procarbazina y aumenta peligrosamente la presión arterial. Siga las siguientes recomendaciones para evitar la tiramina:

  • Utilice alimentos frescos, congelados o enlatados.
  • Evite alimentos añejados, curados, secos, fermentados, encurtidos, o ahumados.
  • Almacene cuidadosamente los alimentos para evitar que se pudran.
  • Evite todos aquellos alimentos y bebidas que contengan chocolate o alcohol.

A continuación se enumeran algunos alimentos que contienen tiramina; consulte al nutricionista si tiene alguna pregunta.

Evite las siguientes bebidas:

  • café, té, refrescos de cola

Evite los siguientes tipos de pan:

  • Pan o galletas que contengan queso 
  • Panes preparados con extracto de levadura, panes caseros, panes de masa fermentada (sourdough)

Evite los siguientes productos lácteos:

  • quesos madurados (el niño puede comer queso procesado en rebanadas, queso crema, requesón y ricotta)
  • alimentos preparados con queso (pizza y pasta con queso, como macaroni and cheese)
  • yogurt, crema agria

Evite las siguientes carnes, pescados y fuentes adicionales de proteínas:

  • tocineta, hot dogs y otros tipos de salchichas, salami, pepperoni 
  • cacahuates (maní), mantequilla de cacahuates
  • cubitos, sopas preparadas, salsas preparadas con jugo de carne (gravy), extractos de carne

Evite las siguientes frutas y verduras:

  • cualquier fruta demasiado madura 
  • aguacates
  • bananas
  • habas
  • higos
  • lentejas, judías
  • ciruelas rojas
  • pasitas
  • frambuesas
  • sauerkraut (col agria)
  • vainitas o chícharos (snowpeas)
  • productos derivados de la soya (miso, salsa de soya, tofu)

¿Qué debo hacer si olvido darle una dosis?

Si olvida darle una dosis del medicamento, adminístrela ese mismo día en cuanto lo recuerde. No le dé nunca una dosis doble.

Si el niño vomita en un lapso de 30 minutos después de habérsele administrado el medicamento, déselo de nuevo. Si vomita una vez que han transcurrido más de 30 minutos, no repita la dosis. Llame a la clínica de oncología si olvida darle más de una dosis o si el niño las vomita.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Comunes

  • recuento sanguíneo bajo
  • náuseas o vómitos
  • pérdida del apetito

Ocasionales

  • resequedad de la boca
  • llagas en la boca
  • diarrea
  • fatiga (cansancio)
  • mareos
  • dolores de cabeza o musculares
  • fiebre, escalofríos
  • pérdida del cabello
  • adormecimiento u hormigueo en las manos o los pies
  • enrojecimiento de la cara
  • sarpullido o comezón en la piel
  • disminución de la fertilidad

Raros

  • irritación de los ojos
  • esterilidad
  • cáncer secundario

¿Cuándo debo llamar a la clínica?

Si el niño tiene:

  • llagas en la boca
  • vómitos continuos
  • enrojecimiento de la cara
  • sangrado o moretones
  • heces negras o alquitranadas
  • sangre en la orina, las heces o el vómito
  • tos o ronquera
  • fiebre o escalofríos
  • dolor de cabeza intenso
  • tortícolis
  • dolor de garganta
  • tirantez en el pecho o la garganta
  • latidos cardíacos fuertes y acelerados (palpitaciones)

¿Qué más debe saber?

Mientras el niño reciba tratamientos de quimioterapia, y por un período de 48 horas después de terminada, deberá ponerse guantes antes de manipular la orina, excremento o vómitos del niño. Estos desechos se pueden tirar a las fosas sépticas y al sistema de alcantarillado sin ningún riesgo.

Si se contamina la ropa de vestir o de cama con orina, excremento, o vómito, será necesario lavarla separada de las demás prendas, en agua caliente y con detergente. Cualquier persona que vaya a manipular la ropa contaminada deberá ponerse guantes.

Es posible que sea necesario analizar muestras de sangre para determinar los efectos de la procarbazina. Los recuentos sanguíneos pueden disminuir aproximadamente 28 días después de haberse iniciado el tratamiento, pero deben volver a la normalidad al cabo de 42.

Las náuseas y vómitos deberán disminuir conforme el niño se vaya acostumbrando al medicamento.

Mediante una cuidadosa higiene bucal, se puede evitar la aparición de llagas.

Tanto usted como el niño (si tiene suficiente edad) deberán conocer los nombres de todos los medicamentos que tiene que tomar. Comparta esta información con todas las personas que se encargan de su cuidado.

Tenga siempre suficientes reservas de este medicamento. Cada vez que lo compre, pregunte cuántas veces más tiene autorización para que se lo dispensen sin necesidad de otra receta. Tenga en cuenta que, una vez que no tenga más autorización, la farmacia necesitará dos o tres días para ponerse en contacto con la clínica y hacer los trámites necesarios para poder dispensarle más.

Antes de administrar la primera dosis, lea la etiqueta para comprobar que se trata del medicamento que le recetaron. Si le han vuelto a dispensar el medicamento con la misma receta y le parece distinto al que había utilizado antes, consulte al farmaceuta o llame a la clínica de oncología antes de administrarlo.

Revise la etiqueta para verificar la fecha de vencimiento. Si le sobra parte de este medicamento, o tiene alguno que se haya vencido, llévelo a la clínica o a la farmacia para que allí se encarguen de desecharlo de manera apropiada. No lo tire en el excusado ni en la basura.

Guarde todos los medicamentos en su frasco original, alejados del calor y de la luz solar directa. No los almacene en un lugar húmedo, como el baño. Manténgalos fuera del alcance de los niños, bajo llave si es posible.

Si el niño recibe una sobredosis o un medicamento de quimioterapia equivocado, llame a la clínica de oncología inmediatamente. Si el niño está inconsciente o tiene convulsiones, llame al número para emergencias 911.

¿Tiene más preguntas?

Este folleto sólo le ofrece información general. Si tiene alguna pregunta, llame a la clínica de oncología o a la farmacia.

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2017 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota