Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

El hipospadias

Article Translations: (English)

¿Qué es el hipospadias?

El hipospadias ocurre cuando la uretra (la abertura por la que sale la orina) no se encuentra en la punta del pene sino en la parte inferior. Puede ser una afección leve, moderada o grave, dependiendo de la ubicación de la abertura y el grado de curvatura que presente el pene (si la hay). Se desconoce la causa del hipospadias, pero pueden padecerlo otros miembros de la familia.

¿Por qué es necesario operarse?

Cuando se tiene hipospadias la orina sale hacia abajo en lugar de salir hacia adelante, lo que puede hacer que el niño moje la ropa y los zapatos. Además, si no se corrige, podría dificultar las relaciones sexuales en el futuro, así como también afectar la fecundidad.

Durante la operación se crea una nueva abertura en la punta del pene y, de haber curvatura, se corrige al mismo tiempo. Por lo general, una vez concluido el proceso de cicatrización, el pene cuenta con una función y apariencia normales.

¿Qué sucederá después de la operación?

Por lo general, los niños pueden volver a casa el mismo día de la operación. Le recetarán analgésicos (medicamentos para el dolor), pues es posible que tenga dolor o sensibilidad en el pene y el abdomen. También le podrían recetar un medicamento para prevenir espasmos en la vejiga. El niño podría estar molesto y por ello necesitar estar en brazos más de lo usual.

Es posible que se le coloque una sonda o endoprótesis uretral (un pequeño tubo plástico) en el pene, sujetado con puntos, para drenar la orina por unos días. No trate de sacarlo. El tubo no requiere cuidado especial y se le extraerá una o dos semanas después de la operación.

A menos que el médico le indique lo contrario, debe haber un goteo continuo de orina por el tubo. La orina podría ser rosada o rojiza.

El niño tendrá una incisión en el pene, posiblemente cubierta con un vendaje plástico que suele caerse solo en un período de 4 a 7 días; si no se ha caído para la fecha de la consulta con el cirujano, se lo quitarán entonces. El pene estará algo hinchado y amoratado por unos días. Los puntos de la incisión se disolverán en el transcurso de unas semanas.

¿Cómo se debe cuidar al niño?

Si sangra, aplique presión suavemente sobre el área de la incisión, por 5 minutos. Si así no se detiene o si empieza a sangrar de nuevo, llame al cirujano.

Si el vendaje plástico se mueve hacia la base del pene, podría ocurrir una emergencia. Trate de quitar el vendaje y llame al cirujano inmediatamente.

Una vez que se caiga el vendaje, o si éste se mancha con heces, el niño podrá bañarse. Algunos padres recomiendan utilizar asientos para bañarse, pues resultan más cómodos para los bebés; nunca deje al bebé solo en la tina.

Una vez que se haya caído (o quitado) el vendaje, aplique una pomada antibiótica sobre el área de la incisión cada vez que le cambie el pañal, por una semana. Si se trata de un niño mayor que ya no usa pañales, aplique la pomada cuatro veces al día por una semana. Deje que se extienda sola, sin untarla. La pomada es para prevenir que se infecte el área alrededor de los puntos.

Puede usarse un pañal más grande, encima del normal, para proteger mejor el área de la incisión.

En las instrucciones de alta encontrará indicaciones específicas con respecto a los medicamentos para el dolor, el cuidado de la incisión, la dieta a seguir, el nivel de actividad y la fecha en que debe ver al cirujano.

Después de la operación, conviene vestir al niño con ropa holgada y cómoda (como pijamas, pantalones para hacer deporte o pantalones cortos). También ayuda usar ropa de una talla más grande.

Si se trata de un niño mayor, se puede utilizar una bandeja de desayuno para elevar las sábanas y cobijas, a fin de crear una “tienda” que evite cualquier fricción o presión contra el pene mientras el niño está acostado. Si no tiene una bandeja con patas, puede hacerla con una caja de cartón.

¿En qué circunstancias se debe llamar al cirujano?

Llame si:

  • el vendaje plástico se resbala hacia abajo o parece estar muy apretado.
  • el niño se quita el vendaje plástico.
  • le sangra la incisión y no se detiene el sangrado después de presionarla suavemente por 5 minutos.
  • tiene algún problema con la sonda o endoprótesis uretral:
    • no sale orina.
    • hay pérdidas de orina alrededor del tubo.
    • el tubo parece haberse salido un poco o metido más para adentro.
    • se le cae el tubo.
  • el dolor no se alivia con los medicamentos recetados.
  • el niño vomita el día después de la operación.
  • tiene fiebre de más de 101 °F (38.3º C).
  • aumenta la hinchazón, enrojecimiento o dolor en el pene.
  • sale pus de la incisión.

¿Tiene más preguntas?

Este folleto no es específico para su hijo; sólo le ofrece información general. Si tiene alguna pregunta, llame al cirujano.

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2017 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota