Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

La retinopatía del prematuro

Article Translations: (English)

¿Qué es la retinopatía del prematuro?

Cuando un bebé nace prematuro, los vasos sanguíneos de la retina aún están en desarrollo. La retina es el revestimiento de la parte posterior del ojo, donde se forman las imágenes que se mandan al cerebro.

En la mayoría de los bebés prematuros los vasos sanguíneos se desarrollan normalmente. La retinopatía del prematuro (ROP por sus siglas en inglés) ocurre cuando los vasos sanguíneos de la retina crecen anormalmente.

La retinopatía empieza lentamente de 4 a 10 semanas después del nacimiento. La mayoría de los casos leves de retinopatía se curan solos, pero algunos bebés llegan a alcanzar las etapas más avanzadas que pueden causar pérdida de la visión o hasta la ceguera total.

¿Cuál es la causa de la retinopatía?

Las causas de la retinopatía no se conocen completamente. Generalmente se presenta en los bebés que nacen muy pequeños o prematuros, sin embargo, hay otros factores que hay que tomar en cuenta.

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía?

No hay ningún síntoma externo; los ojos parecen normales aún cuando la retinopatía esté presente en forma avanzada. Es difícil pronosticar qué casos avanzarán a las etapas más graves y cuáles se curarán solos. Todos los bebés que corran el riesgo de desarrollar la retinopatía requieren exámenes de los ojos, llevados a cabo por un oftalmólogo (oculista) que esté especializado y tenga experiencia en revisar ojos de bebés prematuros. 

A los bebés prematuros que corran el riesgo de desarrollar retinopatía, se les hace una revisión ocular a las pocas semanas de haber nacido (de 4 a 7) cada una o dos semanas, hasta que los vasos sanguíneos de la retina estén completamente desarrollados (maduros). Una vez que los vasos sanguíneos maduren, ya no habrá más riesgo de desarrollar retinopatía.

Los exámenes oculares se coordinan con una frecuencia precisa para seguir detalladamente la evolución de la enfermedad. Si el tratamiento es necesario, se deberá hacer durante el momento más oportuno para obtener los mejores resultados para los ojos de su bebé.

¿Cuál es el tratamiento?

La retinopatía avanza en etapas que van de la 1 (leve) a la 5 (la más avanzada.) El tratamiento depende de la etapa en la que se encuentra la retinopatía. El médico le informará sobre los resultados del examen y le explicará cualquier tratamiento que sea necesario.

Etapas 1 y 2 - De leve a moderada:

No requieren tratamiento, pues los vasos sanguíneos anormales de la retina generalmente sanan durante los primeros 4 meses de vida. Es necesario continuar con los exámenes oculares habituales hasta que los vasos sanguíneos maduren por completo.

Etapa 3 - Más avanzada:

Los vasos sanguíneos de la retina son más anormales y aunque posiblemente sanen sin tratamiento, por lo general es necesario llevar a cabo un procedimiento con láser o crioterapia (aplicación de frío) para tratar de prevenir que la enfermedad empeore. Los exámenes oculares se harán con mayor frecuencia para que cualquier tratamiento que sea necesario se haga en el momento indicado para disminuir el riesgo de ceguera.

Etapas 4 y 5 - Las más avanzadas:

Se desarrollan cicatrices en la retina que jalan de la misma, y causan que una parte o toda la retina se desprenda de la parte posterior del ojo. Esto se conoce como desprendimiento de retina y causa una pérdida grave de la visión o ceguera. Se puede operar para tratar de reinsertar la retina y así salvar parte de la visión.

¿Qué se debe hacer?

Es importante que los exámenes oculares de su bebé sean a un horario habitual para poder proporcionarle tratamiento en el momento oportuno. Importante: Si su bebé se va a casa antes del siguiente examen ocular, el personal del hospital le hará una cita para su bebé en el consultorio del oftalmólogo. Pregúntele a la enfermera cuál es la fecha y la hora de esa cita, y anótela en su agenda o calendario.

Asegúrese de asistir a todas las citas para los exámenes oculares; los cambios de la retina pueden aparecer rápidamente y de faltar a las citas, su bebé podría acabar ciego. Evite cambiar las fechas de las citas si es posible, pero si tiene que hacerlo, llame al consultorio del oftalmólogo inmediatamente y dígale a la persona que programa las citas que se trata de un examen para retinopatía, para que pueda darle una cita tan pronto como sea posible.

El bebé va a necesitar que le pongan gotas en los ojos antes del examen para dilatarle (agrandar) las pupilas (la parte oscura del centro del ojo). El oftalmólogo mira a través de esta apertura oscura para examinar detenidamente la retina.

___ Si le ponen las gotas en el consultorio, la cita durará aproximadamente una hora.

___ Si a Ud. le indican ponerle las gotas, la cita será más breve. Comience a seguir las instrucciones de la etiqueta 45 minutos antes de la cita. Consulte la hoja informativa titulada “Gotas para los ojos.” 

Las gotas de los ojos le causarán al bebé sensibilidad a la luz. Cada vez que se encuentre al aire libre el día de la cita, cúbrale los ojos con una toalla pequeña o una cobija.

Otra información importante

Las pupilas de algunos bebés no se dilatan con facilidad y posiblemente se necesite poner más gotas en la clínica de oftalmología.

Antes de la cita, verifique si la compañía de seguro médico necesita que el médico principal de su bebé lo refiera al oftalmólogo. Algunas compañías de seguros requieren autorización previa o una derivación para este tipo de visita.

Todos los bebés prematuros, inclusive aquellos que no tienen retinopatía, o quienes se hayan curado, corren mayor riesgo de padecer problemas infantiles en los ojos, como estrabismo o tengan necesidad de usar anteojos. Será necesario que un oftalmólogo realice exámenes oculares habituales durante el resto de su vida.

¿Tiene más preguntas?

Estas hojas informativas no son específicas para su hijo; sólo le ofrecen información general. Si tiene alguna pregunta, llame al oftalmólogo del bebé.

_____________________________________________

Nombre del oftalmólogo

 

 

 

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2017 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota