Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

La diarrea (Spanish)

Article Translations: (English) (Hmong)

¿Qué es la diarrea?

La diarrea es un aumento repentino en la frecuencia de las evacuaciones (defecaciones), aunado a un ablandamiento en la consistencia de las heces.  La diarrea puede consistir tanto de unas cuantas evacuaciones blandas o pastosas, como de numerosas evacuaciones líquidas.  Cuando sólo hay una o dos evacuaciones con heces blandas, no se considera diarrea y no requiere tratamiento alguno.

Las causas más comunes de la diarrea son las infecciones virales o el malestar estomacal causado por alimentos que resultan difíciles de digerir (por ser excesivamente picantes o grasosos, o porque nunca se habían ingerido antes.)  Si la diarrea es causada por una bacteria, un parásito o un virus específico, consulte el folleto informativo titulado “Diarrhea reference chart” (disponible solamente en inglés.)

El principal riesgo de la diarrea es que puede producir deshidratación, y cuanto más pequeño sea el niño, tanto más rápido podrá deshidratarse.  Si el bebé es menor de 3 meses, antes de empezar un tratamiento en casa, llame a la clínica para pedir información.  Si el niño tiene síntomas de estar deshidratado, llame al médico.

Síntomas de deshidratación ligera o moderada:

  • el niño no orina (o no moja el pañal) por 8 horas
  • tiene los labios resecos
  • tiene la boca reseca o pegajosa por dentro

Síntomas de deshidratación grave:

  • el niño llora sin lágrimas
  • tiene la boca muy reseca por dentro (no tiene saliva)
  • parece tener los ojos hundidos
  • baja de peso
  • está decaído (tiene poca energía)
  • no se despierta fácilmente
  • parece confundido
  • está débil (tiene dificultad para sentarse o caminar)

¿Cómo se debe cuidar al niño?

El tratamiento tiene como objetivo prevenir la deshidratación, y consiste en hacerle ingerir líquidos para  reemplazar los que haya perdido a causa de la diarrea.  Esto es de particular importancia si el niño tiene también vómitos.  Si éste es el caso, siga las instrucciones indicadas en el folleto informativo titulado “Los vómitos”, antes de seguir cualquier tratamiento para la diarrea.

Si el niño no tiene vómitos, siga las instrucciones indicadas a continuación.  Si bien no es posible curar la diarrea simplemente con un cambio de dieta, si se pueden disminuir los síntomas y el malestar.

Si el niño ha tenido más de 3 evacuaciones con heces líquidas en 24 horas, comience el tratamiento.  Es posible que haya que esperar varios días antes de que las heces vuelvan a la normalidad.  La diarrea viral dura de 5 a 9 días, pero con el tratamiento debería disminuir la frecuencia y la cantidad de las evacuaciones.

Para restituir la flora intestinal (bacterias benéficas del intestino), puede darle lactobacillus GG (por ejemplo de la marca Culturelle®), que puede adquirirse sin receta médica en las farmacias.  Dos veces al día, espolvoree una de estas cápsulas sobre la comida.  Otros tipos de lactobacilo no son tan eficaces como éste.

Bebés (hasta los 12 meses):

  • Déle pecho o fórmula con la frecuencia que el bebé quiera.
  • Si no se le va mejorando la diarrea o si las heces son líquidas, ofrézcale una solución oral para la rehidratación (PedialyteÒ u otra marca.) Déle líquidos que no sean agua.
  • Es posible que el cambiar de fórmula no sirva, pero su médico o enfermero especialista tal vez le recomiende probar otra leche para ver si el niño mejora.

Si el bebé ya come sólidos, puede seguírselos dando como siempre.

Niños mayores de un año:

  • Haga que el niño tome muchos líquidos. Evite los jugos de frutas y bebidas azucaradas, ya que aumentan la diarrea.
  • El niño puede continuar con su dieta normal, pero debe evitar las comidas que contengan mucha grasa. Las siguientes comidas tienden a tolerarse bien:
  • comidas ricas en almidón, como por ejemplo cereales, pasta, papas, arroz y pan tostado
  • puré de manzana, plátano
  • zanahoria cocida
  • gelatina (Jell-O® u otra marca)
  • yogurt

¿Cómo se puede evitar la transmisión de la diarrea?

La diarrea se transmite fácilmente de una persona a otra a través del contacto con las manos sucias.  Asegúrese de que todos los miembros de su familia se laven bien las manos, tanto después de ir al baño o de cambiar pañales, como antes de comer o preparar alimentos.  Lávele las manos al niño con frecuencia, para evitar que contagie a otras personas o que contamine lo que toca.

¿Qué puedo hacer para que el niño se sienta mejor?

La diarrea puede irritar la piel y producir dolor en el área del pañal.  Para prevenir y curar la rozadura, consulte el folleto informativo titulado “Dermatitis del pañal”.

Para no ensuciar tanto, podría utilizar pañales extra absorbentes con elástico ceñido en las piernas (que no esté demasiado ajustado), bombachos (calzoncitos) plásticos, o pañales de tela dentro de los pañales desechables.  Pero tenga en cuenta que con estos métodos es más difícil notar cuándo las heces  están en contacto con la piel del niño.  Siempre que un niño tenga diarrea, es necesario cambiar los pañales con más frecuencia de lo habitual.

A los niños más grandes se les debe recordar que se limpien bien después de cada evacuación.  Mientras tengan diarrea, es posible que necesiten más ayuda que de costumbre después de ir al baño.  Para lograr una mejor limpieza y aliviar parte de las molestias, utilice una botella rociadora con agua tibia para enjuagar el área y seque suavemente la piel con una toalla.

¿Cuándo se debe llamar a la clínica?

Llame a la clínica:

  • si la diarrea no mejora (o empeora) después de 48 horas.
  • si la diarrea es líquida y el niño vomita más de 4 veces.
  • si nota que hay sangre, moco o pus en la diarrea.
  • si el niño tiene retortijones intensos.
  • si tiene a diario algunas evacuaciones sueltas o pastosas, por un período de más de 2 semanas.
  • si es un bebé menor de 2 meses y tiene fiebre de más de 100.5° F (38° C) (tomada por el recto).
  • si es mayor de 2 meses y tiene fiebre de más de 104° F (40° C).
  • si siente mareos al pararse.
  • Si el niño presenta cualquiera de los síntomas de deshidratación indicados en la página 1; llame a la clínica inmediatamente.

¿Tiene más preguntas?

Estas hojas informativas no son específicas para su niño, sólo le ofrecen información general.  Si tiene alguna otra pregunta, llame a la clínica.

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2018 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota