Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

WARFARINA (COUMADIN)

Article Translations: (English)

¿Cómo funciona este medicamento?

La warfarina es un anticoagulante, es decir, evita la formación de coágulos en los vasos sanguíneos (“diluye la sangre”). Se receta como tratamiento cuando se forma un coágulo o para evitar que se formen en situaciones de alto riesgo.  La warfarina no disuelve los coágulos, sino que evita que se formen y permite que el organismo los destruya más fácilmente. Para que este medicamento surta el efecto deseado de manera segura es de extrema importancia administrarlo como es debido.

La marca comercial más conocida de la warfarina es la marca Coumadin. Hable con su médico antes de cambiar de marca porque es posible que no todas las marcas produzcan el mismo efecto en el niño.

¿Cómo se administra?

  • La warfarina se vende en forma de pastillas de distintas potencias. Las pastillas se fabrican de distintos colores para codificar la potencia que tienen. Lea la descripción que aparece en la etiqueta para confirmar que la dosis que va a dar es la correcta.
  • Administre la dosis recetada por el médico todos los días a la misma hora. Es bueno llevar un calendario de las dosis de la warfarina y marcar en el calendario cada vez que dé una dosis.
  • Si su hijo no sabe tragar pastillas, consulte al farmacéutico de qué otro modo puede administrar el medicamento.

¿Es necesario tomar ciertas precauciones con la comida o con otros medicamentos?

  • Este medicamento se puede tomar en ayunas o con comida, pero no se debe tomar con alcohol ni con alimentos o medicamentos que contengan alcohol.
  • La vitamina K disminuye el efecto de la warfarina. Entre los alimentos ricos en vitamina K se encuentran los de hojas verdes, la coliflor, la yema de huevo, el hígado y los productos a base de soya. Si hay un cambio en el consumo de alimentos ricos en vitamina K podría ser necesario cambiar la dosis de warfarina del niño; por lo tanto, es importante mantener los alimentos que come muy constantes. Si hay cambios drásticos en los resultados de los análisis, llevar un diario de los alimentos que se consumen podría ayudar a determinar si las fluctuaciones se deben a la alimentación. 
  • No haga cambios grandes en la alimentación del niño ni le dé vitaminas ni productos herbales ni otros suplementos nutricionales sin hablar primero con el médico.
  • No le dé ningún medicamento (de venta libre o recetado) mientras esté tomando la warfarina sin consultarlo con el farmacéutico o con el médico previamente. Hay muchos medicamentos, como los antibióticos, los anticonceptivos, la aspirina, las vitaminas, los antiácidos, los laxantes y los suplementos nutricionales que pueden alterar el efecto que la warfarina tiene en el organismo. 

¿Qué se debe hacer en caso de omitirse una dosis?

Si olvida de darle una dosis a su hijo, désela tan pronto recuerde ese día. Si no se acuerda de si la dio o no, no la dé. Vuelva al horario normal al día siguiente. Si recuerda hasta el día siguiente que olvidó dar una dosis, simplemente siga el horario ese día y no dé la dosis que faltó. Si no está seguro, en general es mejor darle demasiada poca warfarina que darle de más.

  • Si el niño vomita dentro del transcurso de 30 minutos después de tomar una dosis, vuélvasela a dar. Si el niño vomita la segunda dosis, ya no le dé otra. Si olvida darle más de una dosis o si el niño vomita más de una dosis, llame a la clínica.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

El principal efecto secundario de la warfarina son los sangrados; es por ello que es necesario llevar un control cuidadoso. Realice los análisis de sangre del niño con la regularidad que le haya indicado el médico.

* Consejos para evitar los sangrados:

  • Cepillarse los dientes con cuidado con un cepillo suave.
  • Pasar el hilo dental con cuidado después de cepillarse (los niños menores de 9 años necesitan la ayuda de los padres para cepillarse y para usar el hilo dental).
  • Tener cuidado al cortarse las uñas.
  • Tomar mucho líquido y comer alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Utilizar una rasuradora eléctrica en lugar de navaja.

La warfarina también puede causar malestar estomacal y vómito.

¿Cuándo se debe llamar al médico?

  • Si se saltan 2 o más dosis
  • Si surge otro problema de salud
  • Si hay un cambio inexplicable en las funciones corporales, por ejemplo, para orinar y  defecar (movimientos intestinales)
  • Si piensa hacer algún cambio drástico en la alimentación
  • Si el niño no puede comer durante varios días
  • Si tiene fiebre de más de 101° F durante más de dos días
  • Si tiene diarrea
  • Si tiene cambios en la vista
  • Si hay embarazo
  • Si se corta y tiene sangrado y no le para después de presionar el área durante 5 minutos.
  • Si le sangra la boca o la nariz
  • Si tose y saca sangre
  • Si nota otras señales de que hay sangrado:
    • Si se inflama, se pone roja o le duele una articulación sobre todo después de lesionarse
    • Si el sangrado menstrual es más abundante
    • Si se le forman más moretones
    • Si las heces fecales se ven negras
    • Si las heces tienen rayas rojas
  • Si tiene dolor de cabeza muy intenso y prolongado
  • Si siente un dolor inusual de estómago o de espalda
  • Si se siente débil, mareado o siente que se va a desmayar
  • Si hay señales de una reacción alérgica:
    • le aparecen ronchas (urticaria)
    • comienza a silbarle el pecho
    • tiene dificultad para respirar: Llame al 911

¿Qué más necesito saber?

  • Puede tomar varias semanas para que el medicamento surta efecto completamente.
  • Porte una identificación médica o un brazalete o un collar de identificación médica para notificar al personal médico de emergencia que el niño toma warfarina.  
  • Mientras el niño tome la warfarina, se le deben realizar con regularidad las pruebas de tiempo de protombina (PT, por sus siglas en inglés) o del coeficiente internacional normalizado (INR, por sus siglas en inglés) para revisar qué tan bien coagula la sangre. Estas pruebas se hacen con más frecuencia al principio y con menos frecuencia una vez que se ha fijado la dosis. Es indispensable realizar las pruebas para constatar que la terapia con warfarina es segura. No falte a las citas de laboratorio para que el médico pueda realizar ajustes a la dosis de warfarina conforme sea necesario.
  • Si el farmacéutico cambia la marca de warfarina o el horario en que se debe tomar, notifíquele a la clínica el cambio.
  • Es importante ver al dentista con regularidad.

¿Qué más necesito saber?

  • Tanto usted como el niño deben conocer los nombres de todos los medicamentos que toma. Sin falta, dígale a todas las personas que participen en su cuidado (dentistas, cirujanos, etc.) que el niño toma warfarina. Traiga el envase del medicamento cuando vaya a la clínica o a la sala de emergencias.
  • Cerciórese de tener siempre suficiente warfarina a mano. Cada vez que surta la medicina, revise cuántas veces más va a poder surtirla sin necesidad de una nueva receta. Una vez que llegue al límite, la farmacia va a necesitar de 2 a 3 días para ponerse en contacto con la clínica y obtener la renovación de la receta.
  • Lea el frasco antes de darle la primera dosis para confirmar que sí es el medicamento que le recetaron. Si la medicina se ve diferente, pregúntele al farmacéutico la razón antes de dársela.
  • Revise la fecha de expiración.
  • Guarde todos los medicamentos en su frasco original, lejos de fuentes de calor y de la luz solar directa. No los almacene en lugares húmedos como el baño. Manténgalos fuera del alcance de los niños, bajo llave de ser posible.
  • Si el niño recibe una sobredosis o el medicamento equivocado, llame al centro de toxicología (Poison Control) de inmediato al 1-800-222-1222, o vaya a la sala de emergencias más cercana.
  • Si el niño pierde el conocimiento o convulsiona, llame al 911.

¿Tiene más preguntas?

Este folleto contiene información general; no es específica para su hijo. Si tiene alguna pregunta, llame a la clínica o a la farmacia.

Reviewed 1/2019

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2019 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota