Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

La visita al dentista

(Going to the Dentist)

Pregunta: ¿Qué parte del cuerpo te ayuda a digerir tu comida favorita y a verte muy bien en las fotografías?

Respuesta: ¡Tus dientes!

Es verdad. Los dientes son una parte importante de tu sonrisa, y también ayudan a masticar ciertos alimentos como esas manzanas crocantes y la deliciosa pizza.

Es importante cepillarse los dientes y pasarse hilo dental, pero también tienes que ir al dentista con regularidad para mantener los dientes fuertes y sanos. Veamos qué sucede en el consultorio del dentista.

¿Qué hace el dentista?

El dentista es un médico que se ha entrenado en el cuidado de los dientes. Cuando vas al dentista para un control general, te mirará lo dientes y las encías para ver si tienes algún problema. El dentista también querrá asegurarse de que tus dientes se están formando correctamente a medida que creces.

Es importante que vayas al dentista cada 6 meses para asegurarte de que te estás cuidando bien los dientes y que los dientes y las encías están sanos.

¿Qué sucede en el consultorio del dentista?

Esperarás en una sala y después te llamarán por tu nombre. Luego, irás a otra sala para ser examinado y te sentarás en una silla muy grande y cómoda que se reclinará. La silla tiene un lugar para apoyar la cabeza y mucho espacio para estirar las piernas. Al costado de la silla habrá una especie de pileta con un vaso que utilizarás para enjuagarte la boca después de que te limpien los dientes.

Durante el examen dental, te limpiarán los dientes, te pasarán hilo dental y se fijarán si tienes caries.

Limpiar y pasar hilo dental

La primera persona que verás en el consultorio del dentista es el asistente dental. El asistente dental es una persona experta en mantener los dientes y las encías limpios y sanos.

El asistente dental mirará dentro de tu boca y se asegurará de que tus dientes están creciendo correctamente y de que las encías estén sanas. Te apuntarán con una luz grande y potente hacia el interior de tu boca, de manera que el asistente dental pueda ver bien el interior de tu boca.

El asistente dental te limpiará y lustrará los dientes, usando pequeñas herramientas dentales, como un raspador, un espejo y un cepillo dental especial. El raspador se utilizará para retirar el sarro de los dientes. El sarro es la capa delgada y pegajosa que recubre los dientes y que contiene bacteria que se acumula en los dientes a través del tiempo. El sarro que no se elimina de los dientes puede causar caries.

Después se cepillan los dientes y se pasa el hilo dental. El asistente dental cepillará los dientes con un cepillo y una pasta de dientes especiales. El cepillo de dientes tiene una pequeña punta redonda que gira continuamente para limpiarte los dientes. Es probable que la pasta de dientes tenga el mismo gusto que la que usas en tu casa, pero la consistencia es algo diferente; más bien arenosa.

Después, el asistente dental te pasará hilo dental y te mostrará de qué manera debes cepillarte y pasarte el hilo dental en casa. El hilo dental es un hilo recubierto de cera que se pasa entre los dientes para retirar los restos de comida que el cepillo de dientes no pudo limpiar.

Controlar que no haya caries

Durante la consulta al dentista, el asistente dental te tomará radiografías (fotografías) de los dientes. Las radiografías son como las imágenes de una vista superhumana. Pueden mostrar si hay caries que se están escondiendo entre los dientes y si existen problemas debajo de las encías. Una caries es un deterioro o pudrimiento de una parte del diente.

Hacer una radiografía no duele y solo toma unos segundos. El asistente dental te colocará una manta bastante pesada sobre tu pecho (para proteger tu cuerpo de las ondas de alta energía) y te pondrán una pieza de plástico (que contiene la película para tomar la fotografía) dentro de la boca. Mientras muerdes con cuidado el plástico, debes quedarte muy quieto durante unos segundos para que el asistente dental tome la radiografía.

Tratamientos de flúor

Después, debes hacerte un tratamiento de flúor. El flúor es un mineral natural que fortalece los dientes y ayuda a prevenir las caries. En el consultorio del dentista, se te colocará un gel o una espuma de flúor en los dientes. La mayoría de los consultorios ofrecen tratamientos de flúor con distintos sabores, como goma de mascar o uva.

El tratamiento de flúor tomará de 1 a 4 minutos. El asistente dental probablemente te diga que no puedes comer o tomar nada (ni tan siquiera agua) hasta 30 minutos después de haber terminado el tratamiento de flúor.

La consulta con el dentista

El dentista mirará todos tus dientes y revisará las encías para asegurarse de que están sanas y fuertes. El dentista también se fijará si los dientes de arriba y de abajo funcionan bien juntos. Esto se denomina mordida. Si el dentista determina que tienes problemas con tu mordida, te enviará a que veas a un ortodoncista. Este es un médico que se especializa en corregir la forma y la posición de todos los dientes mediante la ortodoncia, o aparatos.

El dentista mirará las radiografías que te tomaron (para ver si hay caries u otros problemas) y te preguntará si tienes algún otro problema con los dientes. Tu dentista también te recomendará gotas o pastillas de flúor que tendrás que tomar todos los días en casa.

¡Los regalos del dentista!

Cuando la visita termina, ¡el dentista te dará un pequeño regalo! El regalo por lo general consiste en pasta dental o hilo dental para que uses en tu casa, o goma de mascar sin azúcar.

¿Qué pasa si tengo una caries?

Si te encuentran una caries, tendrás que volver al dentista otro día. En esta nueva visita el dentista te sacará la parte deteriorada del diente usando herramientas dentales especiales. Después, la zona deteriorada se rellenará con un material que permitirá que tu diente se mantenga fuerte y sano. Este relleno puede ser del mismo color de tu diente o de color metálico.

En cuanto te sientes en la silla del dentista, te darán una pequeña inyección con anestesia; una medicina que te duerme el área alrededor del diente.

Después de irte del consultorio dental, es posible que tengas la boca dormida por un tiempo, pero muy pronto la anestesia desaparecerá y ¡te quedará una sonrisa hermosa!

Las palabras que usan los dentistas

Es posible que algunas de las palabras que utilice el dentista te resulten desconocidas. Estas son algunas de las palabras y su significado:

  • bacteria — pequeñísimos organismos que viven en tus dientes y se encuentran en el sarro
  • caries — es el deterioro o pudrimiento de una parte del diente
  • asistente dental — una persona entrenada para saber cómo mantener los dientes y las encías limpios y sanos
  • radiografías dentales — imágenes que se toman de tus dientes y tus encías para que tu dentista sepa si tienes caries o no
  • hilo dental — es un hilo recubierto de cera que se pasa entre los dientes para retirar los restos de comida que el cepillo de dientes no pudo limpiar
  • tratamiento con flúor — un gel o una espuma que se coloca en los dientes para hacerlos fuertes y prevenir las caries
  • ortodoncista — un médico que se especializa en corregir la forma y la posición de tus dientes
  • sarro — una capa delgada y pegajosa que contiene bacteria y crece en tus dientes

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com