Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Sedantes: Propofol (Diprivan)

Article Translations: (English)

¿Qué es un sedante?

Un sedante es un fármaco que se le administra al niño con el fin de relajarlo o dormirlo durante ciertos procedimientos.

Su hijo tiene cita para un(a) (Your child is scheduled for a):

Fecha (Date)                                Hora (Time)

Departamento (Department)

___ Hospital Children’s de Minneapolis
2525 Chicago Avenue South
Minneapolis, Minnesota

___ Hospital Children’s de St. Paul
345 North Smith Avenue
St. Paul, Minnesota

___ Children’s Minnetonka
6050 Clearwater Drive
Minnetonka, Minnesota

No olvide traer la tarjeta del seguro médico del niño.

Es muy importante que el niño esté cómodo y que no se mueva durante el procedimiento para que no afecte los resultados del mismo. El propofol es un sedante que surte efecto muy rápido y que hará que el niño duerma. Usted podrá permanecer a su lado mientras se queda dormido.

Como cualquier otro medicamento, el propofol tiene beneficios, efectos secundarios y riesgos que el médico le describirá. Antes de firmar el consentimiento para la administración de sedantes, aclare sus dudas con él.

No se debe administrar propofol a pacientes embarazadas. Consulte el folleto educativo titulado “La administración de la prueba de embarazo antes de un procedimiento médico.”

Para la seguridad del niño, no le dé nada de comer ni tomar antes del procedimiento. Siga las instrucciones del enfermero(a), o podría ser necesario aplazar o cancelar la cita.

¿Cómo funciona el propofol?

El propofol es un medicamento de acción corta que se administra por vía intravenosa y que sirve como sedante en dosis bajas y como anestésico en dosis más altas. El personal, con su colaboración, tratará de reducir las molestias causadas al insertar el catéter intravenoso buscando una posición cómoda para el niño, distrayéndolo y por medio del empleo de medicamentos.

El propofol surte efecto muy rápido, por lo general en menos de un minuto. Sin embargo, por ser un medicamento de acción muy corta, su efecto también desaparece con rapidez, en un período de 5 a 20 minutos. Por ello, se necesita más de una dosis en la mayoría de los casos, y cuando se trata de procedimientos prolongados, podría administrarse por vía intravenosa de forma continua durante todo el procedimiento. Cuanto más prolongado sea su uso, más durará el efecto del sedante. Cada niño es distinto; permita que el niño duerma hasta que lo desee.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

El efecto secundario más común del propofol es que la respiración se vuelve más lenta y menos profunda, por lo que se administra oxígeno. El niño estará conectado a monitores cardíacos y de presión arterial para su seguridad. Algunos niños necesitan apoyo respiratorio con una bolsa de oxígeno y una mascarilla. En ciertos casos, muy poco frecuentes, es necesario colocar un tubo respiratorio.

Este sedante también puede hacer que baje la presión arterial, la cual se vigilará con atención. Es posible que se administre suero intravenoso antes o durante el procedimiento mismo con objeto de normalizarla.

Un especialista en sedaciones estará presente durante el procedimiento para controlar y tratar cualquiera de estos efectos secundarios.

Es normal que al dormirse algunos niños presenten movimientos musculares.

¿Qué pasará después del procedimiento?

El efecto del propofol pasa muy rápido y, por lo general, los niños se despiertan sin molestias, aunque a veces están ligeramente irritables o confundidos por un rato. A diferencia de otros medicamentos similares, es raro que el propofol produzca vómitos.

Un enfermero vigilará al niño hasta que haya pasado el efecto del medicamento. Los pacientes ambulatorios se recuperarán en el mismo departamento en el que se haya llevado a cabo el procedimiento, o en la Unidad de Procedimientos y Sedaciones (SPS, por sus siglas en inglés), donde deberán estar acompañados del adulto responsable de su cuidado. Aquellos pacientes que estén hospitalizados volverán a su habitación donde se les mantendrá en observación hasta que estén completamente despiertos.

¿Cómo se puede ayudar al niño?

Aunque el efecto del propofol desaparece después de unos diez minutos, algunos niños duermen un rato más. Puede hablarle en voz baja o tomarle la mano mientras se despierta.

El efecto del propofol habrá pasado para cuando lo den de alta. El niño puede comer y tomar líquidos al despertarse, a menos que haya alguna razón por la que no se le permita hacerlo, como por ejemplo, otro procedimiento. Una vez que llegue a casa, puede volver a realizar sus actividades cotidianas. El niño podría estar mareado y tambaleante, así que será importante vigilarlo para evitar que se lastime.

¿En qué circunstancias se debe llamar al médico?

  • Si tiene preguntas acerca del procedimiento o los resultados.
  • Si el niño vomita más de dos veces.
  • Si el niño está extremadamente irritable.
  • Si es difícil despertarlo.
  • Si se presentan síntomas de una reacción alérgica:
    • fiebre o escalofríos
    • sarpullido o ronchas
    • silbido en el pecho
    • dificultad para respirar (llame al número de emergencias 911)

¿Tiene más preguntas?

Este folleto sólo le ofrece información general. Si tiene alguna pregunta, llame a:

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2017 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota