Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

EL CATETERISMO CARDÍACO

Article Translations: (English) (Somali)

En Children’s Minnesota nos esforzamos para brindarle a su hijo la mejor atención posible junto con ustedes, sus padres. La siguiente información les explicará cómo se realiza el cateterismo cardíaco y de qué manera pueden colaborar para que esta experiencia sea agradable y exitosa tanto para ustedes como para el niño.

¿Qué es un cateterismo cardíaco?

Un cateterismo cardíaco es una intervención mínimamente invasiva en la que se usan cables y catéteres para recoger información sobre el corazón y los pulmones. Por medio de ella, se pueden tomar muestras, medir los niveles de oxígeno y las presiones arteriales, revisar el sistema eléctrico del corazón y tomar  imágenes gracias al empleo de un tinte especial. Para llegar al corazón, los catéteres se introducen por las grandes venas ubicadas en la ingle, es decir, las arterias y venas femorales. En ocasiones, según lo requiera la afección cardíaca del niño, también se utilizan las arterias del cuello. Para colocar los catéteres en el sitio debido, se hace uso de un tipo especial de radiografía llamado fluoroscopía.

El niño estará dormido bajo anestesia general o sedado y sin sentir molestias durante el cateterismo. El tiempo de duración es de aproximadamente tres horas y el de recuperación de entre tres y cuatro.

¿Qué preparativos debemos hacer en casa?

En el transcurso de los siete días previos al cateterismo, los llamará una enfermera para revisar cuáles son los antecedentes médicos del niño, los medicamentos que toma, y para darles instrucciones sobre cuándo bañarlo y cuándo dejar de darle alimentos sólidos y líquidos. Si tienen alguna pregunta, háganla durante esta llamada. La enfermera les dirá a qué hora deben llegar al hospital. Salgan con tiempo suficiente para llegar, estacionarse y registrarse. Si llegan tarde, podría ser necesario retrasar o posponer el cateterismo. La llamada de la enfermera será breve, pero de suma importancia. En caso de que les dejen un mensaje, devuelvan la llamada.  

Sigan al pie de la letra las instrucciones de la enfermera sobre cuándo es necesario que el niño deje de comer y de tomar líquidos. El niño TAMPOCO podrá masticar chicle NI deberá comer caramelos una vez que llegue la h0ra de dejar de comer alimentos sólidos. Si su hijo recibe alimento espesado o alimento formulado con alimentos hechos puré (Nestle Compleat®, por ejemplo), va a ser necesario suspender la alimentación antes. Por seguridad del niño, es importante seguir el horario especificado. Si el niño come o toma líquidos después de esas horas, habrá que retrasar el comienzo del cateterismo o cambiar la fecha. Revisen que no haya comida suelta en el asiento de seguridad del niño en el auto (galletas, cheerios, pasitas) y recojan lo que encuentren.  

Denle un baño la noche anterior (puede ser en la tina o la ducha). Pónganle un pijama limpio y cambien la ropa de cama para que también esté limpia. El día del cateterismo vístanlo con ropa cómoda que sea fácil de poner.

Si el niño llegara a enfermarse o si tienen alguna pregunta, comuníquense a la clínica de cardiología al número 612-813-8800.

Los llamarán del hospital para registrar al niño antes de la fecha del cateterismo. Si les dejan un mensaje, sin falta comuníquense para que el niño esté registrado antes de venir.

¿Qué le debemos decir al niño?

La mejor manera de prepararse todos es estar al tanto de cómo se procederá ese día y explicárselo al niño de antemano. A continuación les damos unas sugerencias para preparar al niño.

Si desean, traigan algún artículo que le guste y lo conforte (un peluche o su cobija favorita), pero lávenlo la noche anterior. En todos los cuartos hay un televisor con canales de cable y con acceso a una selección de películas. Algo que podría ayudarles, es leer con el niño libros adecuados para su edad que hablen de lo que es tener que ir al hospital.

Niños recién nacidos hasta los dos años de edad

Traigan un artículo que lo conforte y un biberón limpio y vacío o un vasito entrenador para después del cateterismo.

Niños pequeños

Uno o dos días antes del cateterismo, explíquenselo al niño de forma sencilla. 

  • A los niños de esta edad la presencia de los padres les ayuda.
  • Díganle a dónde van a ir, a quién van a ver y por qué es bueno que le hagan el cateterismo. Por ejemplo: “El doctor va a tomar unas fotos de tu corazón cuando estés dormido”.
  • Permítanle escoger cuando sea posible. Dejen que el niño escoja el peluche que quiere traer al hospital.
  • Con un equipo médico de juguete pueden mostrarle al niño algunos de los objetos que posiblemente va a ver. Por ejemplo, pueden enseñarle cómo se usa el estetoscopio con un osito de peluche.

Preescolares

Los niños en edad preescolar tienen mucha imaginación y cuando no entienden algo, suelen crear su propia explicación.

  • Sugiéranle que traiga un juguete o una cobija que le guste u otro artículo que lo conforte.
  • Explíquenle qué van a hacerle y por qué es bueno que se lo hagan.
    • Jueguen al hospital o al doctor - los preescolares aprenden jugando.
    • Hagan dibujos para explicarle lo que van a hacer (no importa que los dibujen con rayitas nada más).
    • Lean libros para niños que traten de ir al doctor o al hospital.
  • Sean sinceros con el niño y explíquenle las cosas con palabras que él pueda entender.
  • Permítanle tomar decisiones cuando sea posible de modo que participe en su propio cuidado.

Niños mayores

A los niños mayores está bien si se les explica el cateterismo más o menos una semana antes de la fecha. A esta edad, los niños entienden mejor el cuerpo humano y cómo funciona.

  • Díganle que puede traer su cobija favorita u otro artículo que le guste.
  • Permítanle hacer preguntas y expresar lo que le preocupa.
  • Averigüen lo que ya sabe y explíquenle lo que no.
  • Sean sinceros. Díganle lo que le van a hacer, quiénes lo van a atender y por qué es bueno que se lo hagan. También díganle lo que notará después del cateterismo (que tendrá unos apósitos, curitas y la vía intravenosa).
  • Si se puede, déjenlo tomar decisiones de modo que participe en su propio cuidado.

Explíquenle que le darán medicina para que sienta mucho sueño durante el cateterismo y que esa misma medicina evitará que sienta dolor mientras se lo hacen. La medicina hará también que casi no recuerde nada. También sería bueno que le explicaran que el corazón funciona como una bomba y que por medio del cateterismo el doctor va a investigar qué tan bien bombea el corazón del niño. 

Adolescentes

Los pre-adolescentes y los adolescentes ya entienden cómo funciona el corazón, la manera diferente en que funciona su corazón y la razón por la que tienen que hacerles el cateterismo. Es posible que les preocupe su apariencia, su privacidad y que deseen ejercer control sobre la experiencia.   

  • Recomiéndenle que traiga algo para distraerse y que lo conforte.
  • Hablen con toda honestidad sobre lo que le van a hacer. Posiblemente haga muy buenas preguntas; usen sus preguntas como guía para la conversación.
  • Anímenlo a participar y tomar decisiones y a hacerles preguntas a los médicos.
  • Apóyenlo si quiere ser incluido y participar en sus cuidados.

¿Qué cabe esperar el día del cateterismo?

Diríjanse a la recepción del segundo piso del hospital a la hora especificada. Díganle al recepcionista que vienen para que se le haga a su hijo una intervención en el corazón. El recepcionista registrará su llegada y nos avisará para que vayamos por ustedes y los llevemos al área denominada PAR4; es allí donde se preparará al niño y donde se recuperará después del cateterismo. 

Habrá que desvestir completamente al niño, limpiarle la piel con unas toallas antibacterianas, ponerle el pijama del hospital y, si es mujer y tiene 10 o más años de edad, o si es menor de 10, pero ya comenzó a menstruar, o si ya ha tenido relaciones sexuales, habrá que hacerle una prueba de embarazo.

La enfermera le tomará al niño los signos vitales, el peso y la estatura y el equipo de anestesia se reunirá con ustedes para explicarles la manera en que lo mantendrán dormido y sin molestias durante el cateterismo. También pasará el cardiólogo para volver a hablar con ustedes de lo que va a hacer y responder cualquier pregunta que tengan. 

Se les pedirá que firmen la autorización para la anestesia y el cateterismo. A los niños pequeños se les suele dar un medicamento para relajarlos antes de pasarlos al laboratorio de cateterismo. A los adolescentes se les coloca una vía intravenosa mientras están todavía en PAR4, pero a los bebés y a los niños se les pone normalmente cuando ya están dormidos. El equipo de anestesia se encargará de llevar a su hijo al laboratorio y durante todo el tiempo se monitoreará la presión arterial, los niveles de oxígeno y la frecuencia cardíaca y respiratoria.

El enfermero del laboratorio de cateterismo pasará a verlos antes y los mantendrá al tanto a lo largo de su duración.

¿Qué cabe esperar después de que terminen el cateterismo?

Cuando terminen, el cardiólogo pasará a darles la información recabada por medio del cateterismo y decidirá si el niño puede salir ese día del hospital o si necesita quedarse. Traerán a su hijo al mismo cuarto donde lo prepararon y se les llamará a ustedes una vez que comience a despertar. Para ayudarlo, háblenle suavemente y manténganse tranquilos. Es necesario que el niño esté tranquilo y sin moverse durante tres a cuatro horas para reducir al máximo el sangrado del área donde se introdujo el catéter. En ocasiones, se administra un medicamente para mantener al niño adormilado este tiempo. Hay que evitar que el niño flexione las rodillas, se siente o levante la cabeza, ya que la presión que causan estas actividades puede ocasionar que sangre la ingle. La enfermera les dejará saber cuándo el niño se pueda levantar.

Los enfermeros le tomarán los signos vitales (la frecuencia cardíaca, la respiración, la temperatura, la presión arterial) y el pulso en los pies y en las piernas.

Ya que esté completamente despierto, se le pasará a un cuarto de hospital para que pase allí la noche o se le dará de alta una vez que pasen las horas en las que debe estar muy tranquilo. Ya que esté despierto también podrá tomar agua y jugo o comer algunas galletas. 

¿Qué cuidados hay que dar al niño?

Estén al pendiente de que no sangre. Si sangra, aplíquenle presión directamente en el área durante cinco minutos seguidos con una toalla pequeña limpia o con una gasa y comuníquense a la clínica de cardiología de inmediato.

Es de esperarse que el sitio por donde se introdujo el catéter esté algo amoratado. Sin embargo, fíjense que lo que amoratado no vaya en aumento y que no se hinche.

Cuidados de la herida: el niño va a tener un vendaje o apósito de presión donde se introdujo el catéter. El apósito más pequeño que está debajo se puede quitar al día siguiente y poner en su lugar un curita. El vendaje adhesivo se debe cambiar cada mañana durante tres días. Si se ensucia, cámbielo. Mantenga el área limpia y seca. 

Para bañarse: no dejen que se bañe en la tina, ni que vaya a nadar ni que se meta en bañeras de hidromasaje sino hasta que las heridas hayan cicatrizado para prevenir una infección (aproximadamente durante una semana). Se puede dar una ducha o limpiarse con un trapito húmedo y está bien limpiar la herida con agua y jabón suavemente. 

Estén al pendiente de una infección:

Estas son algunas señales de infección:

  • enrojecimiento,
  • hinchazón,
  • supuración de las áreas donde se introdujo el catéter
  • las áreas donde se introdujo el catéter se sienten calientes
  • temperatura de 101° F (38.4° C).

Comparen la temperatura y el color de las piernas del niño varias veces al día durante dos días. Observen si la pierna que se utilizó para el cateterismo se siente más fría, o si se ve más pálida u oscura de lo normal.

La alimentación: comiencen dándole alimentos y bebidas fáciles de digerir y poco a poco. Pueden, por ejemplo, darle lo que normalmente le dan cuando tiene molestias estomacales. No le den comidas grasosas ni pesadas y anímenlo a tomar agua o jugo.

Actividades: es posible que el niño esté somnoliento el resto de la tarde. Déjenlo estar tranquilo y que juegue solo cosas tranquilas. Una vez que lo den de alta, puede volver a la escuela o a la guardería en uno o dos días. Los primeros tres días (o por el tiempo que le indique el médico) no debe jugar deportes de contacto ni jugar pesado ni realizar ninguna actividad con la que pueda caerse. No lo dejen:

  • andar en bicicleta, triciclos, etc.
  • participar en la clase de educación física
  • subirse a columpios
  • saltar
  • cargar cosas pesadas
  • nadar

Medicina: le pueden dar acetaminofeno (Tylenol®) si lo necesita para aminorar las molestias causadas por el cateterismo. 

Si el niño toma aspirina, no le den ibuprofeno. Antes de darle acetaminofeno, tómenle la temperatura.  

¿Tienen más preguntas?

Esta hoja informativa solo contiene información general; no es específica para su hijo. Si tienen alguna otra pregunta, comuníquense a la clínica de cardiología al teléfono 612-813-8800.

Fecha de revisión 12/2020

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Minnesota Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2021 Children's Minnesota