Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Radioembolización (TARE-Y90) para tumores de hígado

Article Translations: (English)

¿Qué es la radioembolización (TARE-Y90)?

La radioembolización es un procedimiento que se utiliza para tratar algunos tipos de tumores del hígado.

Un médico especializado, llamado radiólogo intervencionista, inyecta esferas diminutas que contienen material radioactivo en un vaso sanguíneo que llega al tumor. El material radioactivo, itrio-90 (Y90), afecta únicamente al tumor y no al tejido sano que lo rodea.

El nombre completo de este tratamiento es "radioembolización transarterial con Itrio 90 (Y-90).

¿Por qué se hace una radioembolización?

La radioembolización puede lograr lo siguiente:

  • Achicar el tumor para que resulte fácil extirparlo.
  • Eliminar las células de cáncer o lentificar el crecimiento del cáncer para que el niño tenga más tiempo hasta que haya disponible un órgano para trasplante.
  • Ayudar a mejorar los síntomas.

La radioembolización pasa a través de un vaso sanguíneo y llega de forma directa al tumor hepático. El material radioactivo no atraviesa partes sanas del cuerpo para llegar a las células con cáncer, que es lo que ocurre con otros tipos de tratamientos con radiación.

A veces, los médicos usan la radioembolización junto con otros tratamientos, como quimioterapia y cirugía.

¿Qué ocurre antes de la radioembolización?

El radiólogo intervencionista le explicará los riesgos y los probables beneficios de la radioembolización. Si decide que el procedimiento es adecuado para su hijo, le pedirán que firme un formulario de consentimiento (permiso).

Después, usted programará el procedimiento. Antes del procedimiento, el equipo de atención médica le comunicará lo siguiente:

  • si su hijo debe dejar de tomar algún medicamento
  • cuándo su hijo debe dejar de comer y beber
  • si su hijo permanecerá en el hospital o se irá a su hogar después del procedimiento
  • cómo cuidar a su hijo después del procedimiento

Una o dos semanas antes del procedimiento, el radiólogo intervencionista realizará un angiograma (radiografía especial) para hacer un mapa de los vasos sanguíneos del tumor. Para hacer este mapa, el médico inyectará un tinte que recibe el nombre de "contraste". Es posible que también bloquee vasos para impedir que las partículas radioactivas lleguen a otras partes del cuerpo.

¿Cómo se hace una radioembolización?

A su hijo se le hará el procedimiento en una sala de radiología intervencionista (sala de IR). Es similar a un quirófano pero cuenta con equipo de ecografía e imágenes radiológicas adicional. Además del radiólogo intervencionista, habrá otros profesionales que trabajan como equipo para ayudar a su hijo:

  • un anestesista
  • personal de enfermería y asistentes
  • técnicos (especialistas en los equipos)

Antes de entrar a la sala de IR, el equipo de atención médica hará lo siguiente:

  • Colocar una vía intravenosa en una de las venas de su hijo (si es que no tiene una colocada).
  • Colocar un medicamento (anestesia) en la vía intravenosa de su hijo para que se duerma.

El equipo de anestesiología llevará a su hijo a la sala de IR. En la mayoría de los procedimientos de radioembolización, el radiólogo intervencionista hará lo siguiente:

  • Colocar un catéter delgado en la arteria femoral de su hijo, que es un vaso sanguíneo grande ubicado cerca de la ingle (la unión del bajo abdomen con el muslo).
  • Usar imágenes de rayos X y videos para guiar la punta del catéter hacia el vaso sanguíneo que se está tratando.
  • Inyectar pequeñísimas partículas que contienen Y90.

¿Puedo quedarme con mi hijo durante la radioembolización?

Puede quedarse con su hijo hasta el momento de ir a la sala de IR. Después, pasará a una sala de espera.

Una vez finalizado el procedimiento, irá a la sala de recuperación para poder estar allí mientras su hijo se despierta de la anestesia. Como el Y90 no está en todo el cuerpo, no es necesario aislar a los niños. Recibirán atención de enfermería habitual mientras se recuperan.

¿Cuánto dura la radioembolización?

La radioembolización puede demorar de 1 a 3 horas. Depende de cuántos tumores se estén tratando y de dónde estén ubicados.

¿Qué ocurre después de la radioembolización?

Durante unos días después del procedimiento, es posible que su hijo tenga lo siguiente:

  • dolor o hematomas en la ingle
  • cansancio (fatiga)
  • fiebre
  • dolor abdominal leve que podría incluir náuseas y vómitos

Como las perlas radioactivas se encuentran en lo profundo del hígado, el cuerpo del niño emana muy poca radiación. La mayor parte de la radioactividad desaparece de las perlas en 7 a 10 días. Los médicos no extraen las perlas. La radiación puede continuar actuando sobre el tumor durante varias semanas.

¿Existe algún riesgo por la radioembolización?

Sí. Los problemas son poco frecuentes, pero pueden ocurrir. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • infección, hemorragia o lesión en el vaso sanguíneo en el lugar de entrada del catéter en la ingle
  • lesiones en otras partes del cuerpo (como los pulmones, el estómago, los intestinos o el páncreas) si la radiación sale de la zona que se desea tratar
  • problemas en el hígado o la vesícula biliar
  • una reacción alérgica o un problema en los riñones debido al contraste que se utilizó para ver los vasos sanguíneos
  • una menor cantidad de células sanguíneas que combaten las infecciones (leucopenia)
  • una menor cantidad de células sanguíneas coagulantes (plaquetas) (trombocitopenia)

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Una vez que su hijo vuelva a su hogar:

  • Tranquilícelo y confórtelo hasta que se sienta mejor.
  • Siga las instrucciones que le dé el equipo de radiología intervencionista.
  • Llame al consultorio médico si su hijo presenta cualquiera de los siguientes síntomas:
    • inflamación, enrojecimiento o sangrado en la ingle
    • dolor que no cede con los medicamentos para el dolor
    • problemas con la pierna del lado en el que se colocó el catéter. Esté pendiente de lo siguiente: dolor, adormecimiento, hormigueo, color azulado o sensación de frío.
    • fiebre superior a 100,4 °F (38 °C)
    • dolor abdominal o náuseas que empeoran o no mejoran

Back To Top

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2020 KidsHealth ® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com