Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Las violaciones

Article Translations: (English)

Una violación, que a veces también se llama "asalto sexual", puede ocurrir tanto a los hombres como a las mujeres de cualquier edad. En EE.UU, el FBI define una violación como: "La penetración, independientemente de la profundidad de la misma, de la vagina o del ano con cualquier parte del cuerpo u objeto, o la penetración oral mediante el órgano sexual de otra persona, sin el consentimiento de la víctima".

Cualquier violación es impuesta y no deseada. Tiene que ver con el poder, no con el sexo. Un violador usa la fuerza física y la violencia, o la amenaza de utilizarlas, para controlar y dominar a otro ser humano. Algunos violadores utilizan drogas para eliminar la capacidad de la persona de defenderse. La violación es un delito, independientemente de que la cometa un desconocido, alguien con quien ha quedado para salir, un conocido o un pariente.

Independientemente de cómo ocurran, las violaciones aterrorizan y traumatizan a sus víctimas. La gente que sufre una violación necesita cuidados, consuelo y ayuda para recuperarse.

¿Qué deberías hacer?

¿Qué es lo mejor que puedes hacer si te han violado? Cuidar de ti mismo de la mejor manera posible. Para algunas personas, esto significa denunciar el delito de inmediato y luchar por llevar al violador a la justicia. Para otras personas, significa buscar atenciones médicas o emocionales sin denunciar el delito. Cada persona es diferente.

De todos modos, hay tres cosas que toda persona que sea violada debería hacer:

  1. Saber que la violación no fue culpa suya.
  2. Buscar ayuda médica.
  3. Afrontar sus sentimientos.

No es culpa tuya

Lo que ocurrió no fue tu culpa. Nadie tiene derecho a mantener relaciones sexuales contigo en contra de tu voluntad. La culpa de una violación siempre reside exclusivamente en el violador.

A veces, los violadores intentan ejercer todavía más poder sobre sus víctimas haciendo que se sientan responsables de la violación, culpándolas de lo ocurrido. Un violador puede decir cosas como: "Tú me lo has pedido" o "Querías que ocurriera". Es otra forma que tiene el violador de tomar el control sobre ti. La verdad es que cómo vista una persona, qué diga o cómo actúe nunca es una justificación de una violación.

La mayoría de la gente violada conoce a su violador. A veces esto puede llevar a la víctima de una violación a intentar proteger al violador. Tu prioridad debe ser protegerte a ti mismo. No te has de preocupar por proteger a la persona que te ha violado.

Si quieres denunciar el delito a la policía, hazlo. El hecho de denunciar una violación te puede ayudar a proteger a otras posibles víctimas del violador y te puede ayudar a sentirte un poco menos víctima.

De todos modos, denunciar una violación a la policía puede resultar difícil para algunas personas. Si no te sientes cómodo denunciándolo, no tienes que hacerlo. Tal vez prefieras recibir asesoramiento sobre cómo actuar procedente de un adulto con experiencia y que te apoye. Haz lo que te ayude a sentirte seguro y a recuperarte sin culparte a ti mismo.

Busca ayuda médica

Lo primero que necesita una persona a quien han violado es que la vea un médico. La mayoría de clínicas y servicios de urgencias médicas cuentan con médicos, psicólogos o terapeutas que se han formado para atender a víctimas de violaciones. Es importante que te vea un médico porque deberá evaluar si te han contagiado alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS) y si tienes lesiones internas.

La mayoría de las áreas disponen de teléfonos a donde se puede llamar para que te digan adónde te puedes dirigir para recibir ayuda médica en caso de que te violen. Tal vez prefieras que te acompañe un buen amigo o un familiar para apoyarte, sobre todo si estás muy alterado o te sientes inseguro. Algunos centros de atención para víctimas de violaciones también ofrecen acompañantes para que no estés solo. También puedes llamar al servicio de atención telefónica nacional sobre asaltos sexuales (800) 656-HOPE.

Si aún no has cumplido 18 años y no quieres que tus padres sepan que te han violado, pregunta en el centro de atención para víctimas de violaciones sobre las leyes que se aplican en tu área. Muchas jurisdicciones tratan las revisiones médicas relacionadas con las violaciones con confidencialidad, pero algunas de ellas requieren que se informe a un padre o tutor.

Deberías recibir atención médica de inmediato sin cambiarte de ropa, ducharte ni lavarte las partes íntimas. Puede ser duro no lavarse, por descontado; forma parte del instinto natural humano lavarse para eliminar cualquier indicio de la violación. Pero que te exploren de inmediato es la mejor forma de asegurarse de que recibes un tratamiento médico adecuado.

La atención médica inmediata también ayuda cuando la gente quiere denunciar el delito, al facilitar las pruebas necesarias para procesar al violador. Aunque al principio creas que no quieres denunciar la violación, podrías cambiar de opinión más adelante (algo que suele ocurrir). Y el hecho de contar con una revisión médica te podría ayudar a hacer la denuncia. (De todos modos, hay leyes, conocidas como "leyes de prescripción", que solo permiten que pase cierta cantidad de tiempo para procesar un delito. Por lo tanto, asegúrate de saber de cuánto tiempo dispones para denunciar una violación. El centro de atención para víctimas de violaciones te puede informar sobre las leyes de tu área.)

El hecho de que no te exploren justo después de la violación no significa que no te puedas hacer una revisión más adelante. De todos modos, siempre es mejor ir al médico justo después de la violación. Una persona que haya sido víctima de una violación puede ir a un médico o a una clínica de su localidad para que evalúen si le han contagiado una ETS, está embarazada o presenta lesiones en cualquier momento después de la violación. En algunos casos, los médicos hasta pueden recoger algunas pruebas varios días después de la violación.

¿Qué ocurre durante la revisión médica?

Si vas a un hospital después de ser víctima de una violación, un psicólogo, terapeuta o trabajador social con experiencia te escuchará mientras explicas lo que te ha ocurrido. El hecho de hablar con un profesional que sepa escuchar te puede ayudar a empezar a expresar algunas de las emociones que estarás sintiendo a fin de que puedas empezar a tranquilizarte y a sentirte seguro de nuevo.

Ese profesional también hablará contigo sobre la exploración médica y lo que implica. Por descontado, la jurisdicción de cada estado dispone de requisitos distintos, pero he aquí algunas de las cosas que pueden ocurrir durante la revisión médica:

  • Un profesional de la medicina te pasará pruebas para saber si has contraído alguna ETS, incluyendo el VIH/SIDA. Estas pruebas pueden implicar tomar muestras de sangre o de saliva. Aunque la idea de contraer una ETS a consecuencia de una violación asusta mucho, cuanto antes se sepa que una persona ha contraído una infección, con mayor eficacia se podrá tratar. Los médicos pueden iniciar cursos de tratamiento de ETS de inmediato, incluyendo el VIH/SIDA, que aumentarán considerablemente tus probabilidades de protegerte contra esas enfermedades.
  • Si eres una chica, un profesional de la medicina te puede tratar para prevenir un embarazo no deseado, si es lo que tú deseas.
  • Un profesional de la medicina te explorará por dentro para saber si presentas alguna lesión a consecuencia de la violación.
  • Un profesional de la medicina o un técnico con experiencia te explorará y tomará muestras de pelo, piel, uñas o fluidos corporales del violador que detecte en tu ropa o en tu cuerpo.
  • Si crees que te dieron una droga para violarte, un profesional de la medicina o un técnico también lo analizará. Ten en cuenta que esta prueba de toxicología cubre todas las drogas ilegales.

En cualquier momento de la exploración médica podrás decir si no quieres que te hagan determinados análisis o que recojan ciertas pruebas. Todos los procedimientos se harán para ayudarte, por lo que tú tienes todo el control sobre qué procedimientos quieres que te hagan y cuáles no.

Afrontar tus sentimientos

Una violación no solo es una lesión de carácter físico sino que también es traumática desde el punto de vista emocional. Una atención emocional adecuada, junto con el apoyo y el consuelo, puede ayudar a una persona a iniciar el proceso curativo y de recuperación y a prevenir problemas persistentes en el futuro.

Una persona víctima de una violación puede sentir muchas cosas: enfado, ira, degradación, miedo, bloqueo o confusión. También es normal que una persona que ha sido violada sienta vergüenza. Hay personas que se aíslan de sus amigos y parientes. Y hay otras que nunca quieren estar solas. Algunas personas se sienten deprimidas, ansiosas, o nerviosas.

A veces, los sentimientos y emociones que desencadena una violación se manifiestan de formas físicas, como en forma de problemas para dormir o de alimentación. Puede costar concentrarse en las clases o participar en las actividades de cada día. A veces, puedes tener la sensación de que nunca superarás el trauma de la violación. Los expertos se suelen referir a estas emociones (y a sus efectos corporales), como síndrome del trauma de una violación. La mejor forma de superarlo es con la ayuda de un buen profesional.

Puede ser muy duro pensar en una experiencia tan aterradora, sobre todo en algo tan personal como una violación. Hay gente víctima de una violación que evita pedir ayuda porque teme que hablar sobre ello le traiga recuerdos o emociones demasiado dolorosos. Pero esto les puede hacer más mal que bien.

Hablar sobre la violación en un ambiente seguro con la ayuda y el apoyo de un profesional preparado y con experiencia es la mejor forma de asegurar una buena recuperación a largo plazo. Elaborar y trabajar el dolor, cuanto antes mejor, puede ayudar a reducir los síntomas, como las pesadillas y los recuerdos recurrentes o flashbacks. También contribuye a evitar comportamientos y emociones potencialmente nocivos, como una depresión mayor o conductas auto-lesivas.

Cada persona víctima de una violación elabora sus sentimientos de una forma diferente. Hay gente que se siente más cómoda en sesiones individuales hablando cara a cara con un terapeuta. Otros comprueban que el hecho de unirse a un grupo de apoyo, donde se conectan con personas que han sido víctimas de violaciones, les ayuda a encontrarse mejor, les devuelve el poder y pueden seguir adelante con sus vidas. En un grupo de apoyo, puedes obtener ayuda, al tiempo que la das. Tus experiencias y tus ideas pueden ayudar a otras personas a recuperarse.

Back To Top

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2017 KidsHealth ® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com