Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Cirugía cardiaca: Estancia en la unidad de cuidados intensivos cardiovasculares

Article Translations: (English)

¿Qué sucede después de la cirugía?

Cuando el cirujano termine de operar al niño, vendrá a hablar con ustedes en la sala de espera. Mientras tanto, el niño será trasladado a la unidad de cuidados intensivos cardiovasculares (CVICU, por sus siglas en inglés). Sabemos que su mayor deseo es estar con su hijo cuanto antes. También es nuestro deseo, pero cuando se traslada a un niño a la unidad de cuidados intensivos, inicialmente es necesario que el personal de enfermería pueda dedicar toda su atención a las necesidades médicas del niño. Necesitaremos aproximadamente una hora antes de poder reunirlos con su hijo, explicarles todo y contestar las preguntas que tengan.  

Mantener el ambiente tranquilo y sin ruido propiciará el descanso y la recuperación del niño. Mientras estén en la unidad de cuidados intensivos, el máximo número de visitantes es de dos personas a la vez. 

Muchos padres se sienten ansiosos y preocupados; los animamos a que hagan preguntas. Estamos para servirles a ustedes y a su hijo. También podemos ponerlos en contacto con otros servicios que podrían serles de utilidad: trabajadores sociales, capellanes, especialistas de vida infantil y con el Centro de Recursos para Familias. El personal médico y de enfermería estarán al pendiente de cualquier inquietud o preocupación que tengan durante su estancia. Mantener la calma lo más posible fomentará la creación de un ambiente tranquilo y propicio para la recuperación. 

¿Qué cabe esperar después de la cirugía?

El niño estará conectado a varios tubos (sondas), cables y máquinas. Si bien les puede resultar alarmante ver al niño así, cada uno de estos cumple una función importante: auxiliar al niño. Su hijo estará en una cama con barrotes de seguridad y es necesario mantenerlos elevados siempre que nadie esté a su lado atendiéndolo.

Al principio tendremos al niño sin ropa y descubierto para que los médicos y el personal de enfermería puedan observarlo muy detenidamente. De ser necesario, utilizaremos lámparas para darle calor y no sienta frío. 

El niño tendrá un tubo de apoyo respiratorio en la boca o la nariz que se conecta a un respirador (el respirador "respira" por el niño y le suministra oxígeno). Mientras esté conectado al respirador, lo mantendremos sedado la mayor parte del tiempo. Como el tubo de apoyo respiratorio pasa por la laringe, el niño no podrá hacer sonidos ni hablar. Periódicamente, los enfermeros aspirarán el tubo para sacar el moco acumulado. 

El niño tendrá una incisión cubierta con un vendaje en el área del tórax donde el cirujano realizó la operación. Es normal que el tórax esté amoratado. Justo debajo de la incisión, habrá una o dos sondas pleurales, las cuales se utilizan para drenar el aire, el líquido y la sangre del área que circunda al corazón. Posiblemente notará que los enfermeros aprietan de vez en cuando los tubos para evitar que se tapen. 

Es posible que durante la operación se coloquen cables de marcapasos. Son unos cables delgados que se fijan al corazón y que salen por el tórax. Los cables se pueden conectar a un marcapasos para hacer latir el corazón de ser necesario. Son temporales y el personal de cirugía se encargará de retirarlos cuando ya no se necesiten. Los cables se pueden retirar en el mismo cuarto del niño.  

El niño tendrá una sonda urinaria para drenar la orina. Los enfermeros vaciarán la bolsa frecuentemente para medir la cantidad de orina.

Mientras el niño esté conectado al respirador, no podrá comer ni beber. Se le colocará una sonda nasogástrica por la nariz hasta el estómago para mantener el estómago sin aire ni líquido. En caso de que sea necesario mantener al niño conectado al respirador durante más de tres días, la misma sonda se utilizará para pasarle alimento líquido.

En el cuello, una mano y un pie tendrá colocadas líneas intravenosas para darle líquidos y medicinas (se le darán antibióticos para prevenir una infección y analgésicos como el fentanilo para aliviar el dolor).  

En el cuello se coloca una línea central (CVP, por sus siglas en inglés) para llevar un registro y control de información importante y para administrar medicinas intravenosas de manera continua. Estas medicinas se irán disminuyendo a medida que el corazón de su hijo se vaya recuperando.

También tendrá una línea arterial (un pequeño tubo en una arteria, llamado coloquialmente "art-line" en inglés) por donde los enfermeros tomarán muestras de sangre para hacer análisis sin tener que picar al niño. Por medio de estas muestras, los médicos obtendrán la información que necesitan para modificar los cuidados y tratamientos de su hijo.

Con un monitor cardíaco se vigilará el ritmo cardíaco; los primeros días tras la operación, los enfermeros tomarán los signos vitales (el pulso, la frecuencia respiratoria, la presión arterial) frecuentemente.  

Cuando el médico lo crea conveniente, se disminuirá el nivel de apoyo respiratorio que suministra el respirador de modo que el niño comience a respirar más por su cuenta. Una vez que se estabilice la respiración, se le retirará el tubo de apoyo respiratorio y se le dará oxígeno con una mascarilla. El niño podrá hablar, pero probablemente le duela la garganta y hable ronco por un tiempo. Esto es normal.

¿Cómo se alimentará mi hijo?

Su hijo no podrá comer, sino hasta que le retiren el tubo de apoyo respiratorio. Mientras tanto, se le alimentará de manera intravenosa o por medio de la sonda nasogástrica que llega hasta el estómago. Periódicamente, humedeceremos los labios del niño.

¿Qué cuidados debemos darle en casa?

El personal médico les enseñará qué cuidados deben darle en casa. Para mayor información, consulten el folleto educativo "Cirugía cardíaca: cuidados en casa".

¿Tienen más preguntas?

Este folleto solamente contiene información general; no es específica para su hijo. Si tienen alguna pregunta, consulten con los médicos o los enfermeros.

Fecha de actualización: 3/2018

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Minnesota Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2021 Children's Minnesota