Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Seguridad en casa: pilas de botón

Article Translations: (English)

Las pilas de botón son pilas pequeñas y de forma redondeada que se utilizan en relojes, calculadoras y otros aparatos electrónicos de tamaño reducido.

Estos objetos pequeños y brillantes atraen mucho la atención de los bebés y de los niños pequeños, que se las pueden meter con gran facilidad en la boca o dentro de la nariz. Si se tragan, estas pilas se pueden enganchar en la garganta (el esófago), provocando ahogamientos por atragantamiento o problemas para tragar alimentos sólidos. También pueden avanzar a lo largo del sistema digestivo y/o quedar adheridas a alguna de sus partes, provocando lesiones importantes que pueden ser de riesgo vital en un plazo de 2 a 3 horas.

Si tiene niños pequeños en casa, es importante que guarde estas pilas fuera de su alcance y que sepa qué es lo que debería hacer si su hijo se tragara una. Las siguientes pautas generales le pueden ayudar.

Uso y conservación de las pilas

Guarde todas las pilas que no utilice fuera del alcance y de la vista de los niños. Recicle o elimine las pilas utilizadas de una forma apropiada. Muchas localidades disponen de cubos de basura específicos para recoger pilas.

Así mismo, también debería:

  • Revisar los aparatos que funcionan con pilas de botón para ver si el compartimento de las pilas requiere el uso de destornillador o de otra herramienta y para asegurarse de que esos compartimentos están bien cerrados.
  • Guardar los aparatos que funcionan con pilas de botón fuera del alcance de niños no supervisados por adultos.
  • Observar atentamente a su hijo cuando utilice aparatos que contengan pilas de botón.

Síntomas de la ingestión de pilas de botón

Si un niño se traga una pila de botón y ésta queda alojada en su esófago, la pila puede reaccionar con su saliva y provocar lesiones importantes al cabo de solo 2 horas.

Si encuentra un aparato al que le falta una pila de botón y/o sospecha que su hijo se la podría haber tragado, esté pendiente de los siguientes síntomas:

  • náuseas y vómitos
  • fiebre
  • tos
  • dolor abdominal
  • problemas para respirar
  • diarrea
  • heces sanguinolentas o de color anómalo
  • irritabilidad
  • dolor de garganta
  • rechazo de la comida o de la bebida

Qué hacer

Si su hijo presenta algún síntoma asociado a ingestión de pilas, llévelo a un servicio de urgencias de inmediato. Llévelo también si cree que su hijo podría haberse tragado una pila de botón, aunque no esté del todo seguro ni le detecte ningún síntoma. Siempre es mejor actuar con precaución: en estos casos, aunque no este seguro lo mejor es que los médicos examinen a su hijo.

Siga las siguientes pautas:

  • Llame al teléfono de emergencias (911 en EE.UU, 999 en el Reino Unido y 112 en el resto de la U.E.)o lleve a su hijo a un servicio de urgencias de inmediato.
  • No intente provocarle el vómito.
  • No permita que su hijo coma o beba.
  • Informe a los médicos que cree que su hijo podría haberse tragado una pila de botón. Le harán una radiografía para comprobar si el cuerpo de su hijo la contiene.
  • Entienda que, si su hijo tiene una pila alojada en alguna parte de su organismo, se la deberán extraer para prevenir posible lesiones.

Prevención

Si hay niños pequeños en su familia, ponga su casa a prueba de niños en la mayor medida posible. Póngase de rodillas en todas y cada una de las habitaciones para verlas desde la perspectiva de un niño. Supervise el entorno de su hijo y corrija todo lo que podría entrañar algún peligro para él.

Por descontado, el hecho de que su casa sea a prueba de niños no supone que usted, en calidad de padre, pueda dejar de supervisar a su hijo. Observar a los niños es la mejor forma de prevenir posibles accidentes.

También es una buena idea:

  • Aprender las técnicas de reanimación cardiopulmonar (PVP) y las compresiones abdominales (también conocidas como la "maniobra de Heimlich").
  • Tener los siguientes números de teléfono anotados cerca del teléfono (tanto para usted como para otros cuidadores):
    • servicio de información toxicológica, en EE.UU: 1-800-222-1222
    • pediatra del niño
    • lugar de trabajo de los padres y sus teléfonos móviles
    • vecinos o parientes que viven cerca de la casa del niño (por si necesitara que otra persona cuidara de otros niños en caso de emergencia).

Incluso aunque adopte todas las precauciones posibles, los niños se pueden lesionar y tener accidentes. Pero, si usted está bien preparado, podrá actuar con prontitud y confianza en caso de emergencia.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com