Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Preguntas frecuentes sobre la alimentación con leche de fórmula: Preocupaciones más frecuentes

Article Translations: (English)

Ya sea que haya decidido alimentar a su bebé con fórmula desde un principio, que esté dándole suplementos de fórmula además de amamantarlo o que esté pasando de amamantarlo a darle fórmula, seguramente tendrá muchas preguntas. Aquí encontrará las respuestas a algunas preguntas comunes sobre la alimentación con fórmula.

¿Es normal que mi bebé regurgite después de las tomas?

A veces, los bebés regurgitan cuando comen demasiado, eructan y/o babean.

Muchos bebés regurgitan un poco después de algunas o incluso todas las tomas o cuando los hacen eructar, porque su sistema digestivo está inmaduro. Eso es normal.

Siempre que su bebé esté creciendo y ganando peso y no parezca pasarlo mal al regurgitar, no se preocupe. La leche que regurgitan los bebés suele parecer más cantidad de la que es en realidad.

Pero regurgitar no es lo mismo que vomitar toda o gran parte de la toma. Vomitar es expeler con fuerza el contenido del estómago. Pero, al regurgitar, solo se deja salir algo de leche a través de la boca o de la nariz y se hace con suavidad, en vez de con fuerza.

Si le preocupa que su bebé esté vomitando, llame a su médico. Lleve un registro de exactamente con qué frecuencia y en qué cantidad está vomitando o regurgitando su bebé. En casos muy infrecuentes, esto se podría deber a una alergia, un problema digestivo u otro tipo de problema que requiere cuidados médicos. El médico debería poder decirle si se trata de algo normal o de algo por lo que preocuparse.

¿Cómo puedo impedir que mi bebé regurgite?

Si el médico considera que las regurgitaciones de su bebé son normales, aquí encontrará algunas cosas que usted puede hacer para reducirlas:

  • Hágalo eructar después de tomar de 1 a 2 onzas (de 30 a 60 ml) de leche con biberón. 
  • No le dé el biberón a su bebé mientras esté acostado, y manténgale siempre la cabeza por encima de los pies mientras lo alimente.
  • Mantenga a su hijo erguido después de cada toma y durante un mínimo de 30 minutos. Lo mejor es que lo lleve en brazos. La manera en que su bebé se siente en una silla para bebés puede facilitar las regurgitaciones.
  • No menee, meza, haga votar o juegue activamente con su hijo justo después de las tomas.
  • Asegúrese de que el orificio de la tetina es del tamaño adecuado para el flujo de leche que necesita su bebé. Por ejemplo, las tetinas de flujo rápido pueden hacer que les entren arcadas a los bebés y que salga más leche que la que ellos pueden tragar cómodamente. A muchos bebés les van bien las tetinas de flujo lento hasta que cumplan 3 meses de edad o incluso más.
  • Eleve el cabecero del moisés o de la cuna de su hijo. Enrolle una pocas toallas o mantas pequeñas (o compre un accesorio específico para este propósito) y colóquelas debajo (no encima) del colchón. No ponga nunca almohadas debajo de la cabeza de su bebé. Asegúrese de que al colchón no le sale un pliegue en el centro, y que su inclinación es lo bastante suave como para que el bebé no resbale hacia abajo.

La mayoría de los bebés superan las regurgitaciones con la edad, en torno al momento en que se saben sentar.

¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene alguna alergia?

Hay algunos bebés que son alérgicos a la proteína de la leche de fórmula elaborada con leche vaca. Entre los síntomas de las reacciones alérgicas, se incluyen los siguientes:

  • vómitos
  • diarrea
  • dolor abdominal
  • erupción en la piel
  • sangre o mucosidades en la orina

Si su bebé presenta alguno de estos síntomas, explíqueselo a su médico. Hable también con el médico de su hijo antes de hacer cambios en la leche de fórmula que le da a su hijo.

Si su hijo presenta síntomas de una reacción alérgica grave, como babeo repentino, dificultades para tragar, sibilancias (hacer "pitos" al respirar) o problemas para respirar, llévelo a un médico de inmediato.

¿La leche de soja es segura para mi bebé?

La leche de soja de venta comercial y enriquecida con hierro es segura y nutricionalmente completa. Los médicos suelen recomendar leche de fórmula elaborada con soja si:

  • Los padres del bebé no quieren que su hijo ingiera proteína animal
  • El bebé tiene una intolerancia congénita a la lactosa, una afección muy poco frecuente en que se nace sin una enzima que es necesaria para digerir la lactosa. La lactosa es el principal azúcar que contiene la leche de vaca.
  • El bebé nace con galactosemia, una afección muy poco frecuente en que el bebé no puede digerir la galactosa. La lactosa está compuesta por glucosa y galactosa. 

Muchos bebés que son alérgicos a la leche de vaca también son alérgicos a las proteínas de la soja, por lo que los médicos les suelen recomendar fórmulas hipoalergénicas. 

La leche de fórmula elaborada con soja es una buena alternativa a la fórmula elaborada con leche de vaca para los bebés nacidos a término (a las 39 semanas de gestación o más adelante). La leche de fórmula elaborada con leche de soja no es recomendable para los bebés prematuros. Hable con el médico de su hijo si se está plateando la posibilidad de alimentarlo con leche de fórmula elaborada con soja.

No trate de fabricar su propia leche para su bebé en casa. Las recetas que se encuentran en internet pueden parecer saludables y prometer ser completas desde el punto de vista nutricional, pero pueden contener una cantidad insuficiente (o excesiva) de nutrientes importantes, pudiendo causar graves problemas de salud en su bebé.

¿Es adecuado cambiar entre diferentes tipos de leche de fórmula?

Lo más probable es que no haya ningún problema en cambiar entre varias marcas que fabrican el mismo tipo de leche de fórmula. Por ejemplo, unos padres se pueden cambiar a otra marca de leche de fórmula porque está de oferta, para saber si va mejor para el estreñimiento, o porque se trata de una leche de fórmula orgánica o biológica, si les preocupa el uso de pesticidas.

Pero, antes de hacer el cambio, hable con el médico de su hijo. Hay padres que creen que la leche de fórmula que consume su hijo desempeña un papel importante en la irritabilidad, los gases, las regurgitaciones o el estreñimiento de su hijo. Pero ese no suele ser el caso. El médico de su hijo puede ayudarlo a descubrir qué es lo que puede estar causando esos síntomas y recomendarle la leche de fórmula que sea más adecuada para su hijo.

¿Necesito darle vitaminas a mi bebé alimentado con leche de fórmula?

No. Las leches de fórmula para bebés de uso comercial y enriquecidas con hierro contienen todos los nutrientes que necesita un bebé. Los bebés que tomen menos de 1 cuarto de galón (1 litro) de leche de fórmula necesitarán tomar un suplemento de vitamina D.

¿Necesita tomar mi bebé suplementos de flúor?

Los bebes no necesitan tomar suplementos de flúor durante los primeros 6 meses de vida. El médico le puede recomendar suplementos de flúor desde los 6 meses hasta los 3 años de edad, pero solo si el agua corriente no contiene flúor.

¿Es adecuado dejar apoyado el biberón en algún sitio mientras se alimenta mi bebé?

No deje nunca el biberón apoyado ni haga que lo sostenga su bebé mientras se alimenta. Su bebé se podría atragantar o asfixiar al beber del biberón de esta forma. Estas conductas también favorecen las infecciones de oído y las caries dentales. Esté siempre con su hijo y sosteniéndole el biberón durante las tomas.

¿Es adecuado que el bebé se duerma con el biberón?

No acueste a su bebé con el biberón. Al igual que dejar el biberón apoyado, dormirse sosteniendo el biberón puede causar atragantamientos, asfixias, infecciones de oído y caries dentales.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2022 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com