Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Verrugas genitales (VPH)

¿Qué son?

Las verrugas genitales son verrugas que se encuentran cerca o en las zonas genitales. En las mujeres, esto significa en la vulva (la zona genital externa) o cerca de ella, la vagina, el cuello uterino o el ano. En los hombres, esto significa en el pene o cerca de él, el escroto o el ano.

Las verrugas aparecen como abultamientos o nódulos. Pueden ser planas o abultadas, una sola o muchas, pequeñas o grandes. Pueden tender a presentar un color blancuzco o color carne. No siempre son fáciles de percibir a simple vista y, muchas veces, una persona con verrugas genitales no sabe que las tiene ahí.

Las verrugas genitales las provoca un grupo de virus denominado VPH (siglas de virus del papiloma humano). Hay más de 100 tipos de VPH. Algunos de ellos pueden producir los tipos de verrugas que se ven en manos y pies de las personas. Las verrugas genitales y los tipos de verrugas de manos y pies normalmente son provocadas por distintos tipos de VPH.

Hay más de 40 tipos de VPH que causan verrugas genitales. Las verrugas genitales pueden transmitirse de una persona a otra a través del contacto sexual íntimo (vaginal, oral o sexo anal). En algunos casos poco frecuentes, las verrugas genitales se transmiten de la madre al bebé durante el parto.

Las infecciones con el VPH son comunes en adolescentes y adultos jóvenes. Entre más parejas sexuales tenga la persona, más probable será que tenga una infección del VPH.

¿Cuántas personas saben que tienen VPH?

La mayoría de las infecciones de VPH no presentan signos o síntomas. Así, alguien puede estar infectado y transmitir la enfermedad a otra persona sin que lo sepa.

Algunas personas sí presentan verrugas visibles. Aunque las verrugas pueden doler, producir picazón o causar molestias, la mayoría del tiempo no es así. Este es un motivo por el que las personas pueden no saber que las tienen.

Los médicos pueden diagnosticar las verrugas mediante el examen minucioso de la piel (algunas veces, con una lupa) y mediante el uso de una solución especial para hacer que sean más fáciles de ver. El Papanicolaou (una prueba que se realiza durante un examen ginecológico) y otras pruebas pueden ayudar a diagnosticar infecciones de VPH.

Los expertos creen que cuando existe una verruga, el virus puede ser más contagioso. Pero el VPH se puede transmitir aun cuando no se puedan ver verrugas.

¿Cuándo comienzan los síntomas?

Las verrugas pueden aparecer en cualquier momento, desde unas semanas hasta varios meses, después de que la persona ha estado expuesta a ellas. Algunas veces pueden tardar aún más en aparecer porque el virus puede vivir en el cuerpo durante un muy largo tiempo antes de manifestarse con verrugas.

Cuándo consultar a un médico

Consulta a tu médico, ginecólogo o visita una clínica de salud si:

  • tienes sexo o has tenido sexo en el pasado
  • tienes un abultamiento a un nódulo "ahí abajo"
  • crees que puedes tener verrugas genitales
  • tuviste una pareja que podría tener verrugas genitales

Como muchas personas que están infectadas con VPH no presentan síntomas, todas las personas que tengan sexo deberán someterse a revisiones médicas periódicas e informar a su médico acerca de su historial sexual.

No todos los abultamientos en los genitales de la persona son verrugas. Algunos pueden ser barros, otras infecciones o nódulos. Acude a tu médico en busca de ayuda, ella/él te puede ayudar a averiguar qué es el abultamiento y qué puedes hacer.

¿Qué puede pasar?

Si la persona no recibe tratamiento, las verrugas genitales a veces pueden crecer más y multiplicarse. Aun cuando las verrugas desaparezcan solas, el virus aún está en el cuerpo. Esto significa que las verrugas pueden regresar o que el virus puede transmitirse a otras personas.

¿Cómo evitarlas?

La única manera de evitar por completo las verrugas genitales es la abstinencia (la decisión de no practicar sexo). Los adolescentes que practican sexo pueden tener cierta protección si utilizan un preservativo de látex siempre que tengan cualquier tipo de sexo (vaginal, oral o anal).

Los preservativos son una buena defensa contra las verrugas, pero no pueden proporcionar una protección del 100 % porque el virus puede transmitirse entre las partes de los genitales que no están cubiertas por el preservativo.

Los médicos recomiendan que las jóvenes de 11 a 26 años y los jóvenes de 11 a 21 años se apliquen la vacuna de VPH. Esta vacuna protege contra ciertos tipos de VPH que causan las verrugas genitales y ciertos tipos de cáncer.

¿Cómo se tratan las verrugas?

No existe cura que elimine por completo el virus de papiloma humano. Pero los tratamientos pueden reducir el número de verrugas, o ayudar a eliminarlas más rápido. Cuando las verrugas desaparecen, el virus aún está ahí, pero es posible que no se transmita tan fácilmente.

De ser necesario, el médico realizará un examen, hará un diagnóstico y luego proporcionará tratamiento. Se pueden usar varios tratamientos distintos en función del lugar en el que se encuentran las verrugas, y el tamaño y el número de las mismas. El médico puede poner medicamentos especiales en las verrugas o extirparlas con tratamientos como el de láser o mediante "congelamiento"con sustancias químicas.

A veces las verrugas pueden regresar, así que puede ser necesario que acudas nuevamente al médico. Todas las personas que hayan tenido sexo contigo también deberán someterse a revisión en busca de verrugas genitales.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com