Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Donar sangre

Article Translations: (English)

Según la Cruz Roja Americana, hay un 97% de probabilidades de que alguien que conozcas necesite una transfusión de sangre en algún momento de su vida. Siempre hay demanda de donaciones de sangre, sobre todo de ciertos tipos de sangre.

¿Quién puede donar sangre?

Para donar sangre, la Cruz Roja Americana exige que el donante tenga por lo menos 17 años y que pese un mínimo de 50 kg (o más de 110 libras). (En algunos estados de EE.UU, la edad establecida es de 16 años con el permiso de los padres.)

El donante debe tener buena salud y se le hará un cribado sobre ciertas afecciones, como la anemia. Los donantes que satisfagan estos criterios podrán hacer una donación de sangre cada 56 días.

Antes de hacer la donación de sangre

Toda donación de sangre empieza antes de que el donante entre en el banco de sangre (o en el lugar donde vaya a tener lugar la extracción de sangre). Si vas a donar sangre, haz un buen desayuno o almuerzo (no es un buen momento para saltarse comidas), pero mantente al margen de los alimentos grasos, como las hamburguesas o las patatas fritas. Y asegúrate de beber abundante agua, leche u otros líquidos.

Antes de hacer la donación, deberás contestar algunas preguntas sobre tu salud en el momento actual y en el pasado; también te tomarán la temperatura, el pulso, la tensión arterial y te harán un rápido hemograma (a fin de descartar la anemia). Basándose en las respuestas que des a las preguntas que te formulen sobre tu salud, el personal sanitario decidirá si estás lo bastante sano como para donar sangre. Probablemente también te harán preguntas sobre a dónde has viajado últimamente, las infecciones que has contraído y los medicamentos que tomas, así como sobre otros problemas de salud.

En cualquier sangre donada se analiza si contiene virus, como el VIH (el virus del SIDA), el virus de la hepatitis B, el de la hepatitis C, el de la sífilis y el del Nilo Occidental. Si se detecta cualquiera de estos gérmenes, se destruye la sangre. Puesto que la sangre también puede estar infectada por bacterias, también se analiza si algunos componentes de la sangre están contaminados por este tipo de gérmenes.

¿En qué consiste la donación en sí mismas?

El proceso de donación en sí mismo dura aproximadamente 10 minutos. Se parece mucho al proceso de someterse a un análisis de sangre. Después de hacer la donación, deberás sentarte y descansar durante unos pocos minutos, beber abundante líquido y tomártelo con calma durante el resto del día (¡ni entrenamientos fuertes ni ejercicio físico intenso!). Tu sede local de la Cruz Roja te puede facilitar más información sobre en qué consiste el proceso y sobre qué necesitas saber.

¿Hay algún riesgo implicado?

Al donar sangre, los donantes no pueden contraer ninguna infección ni ninguna enfermedad. Las agujas y demás equipo utilizado están esterilizados y son de uso unipersonal (es decir, solo se utilizan con una persona y después se desechan). La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) regula los bancos de sangre en este país. Todos los centros encargados de recoger y de almacenar sangre deben superar inspecciones regulares para poder seguir funcionando.

A veces, las personas que donan sangre perciben unos pocos efectos secundarios de escasa importancia, como náuseas, sensación de inestabilidad, mareos o desvanecimientos (desmayos), pero se trata de síntomas que suelen remitir deprisa.

El organismo del donante suele recuperar la parte líquida de la sangre (o plasma) durante las primeras 72 horas posteriores a la donación. Pero los donantes suelen necesitar entre 4 y 8 semanas para regenerar todas las células sanguíneas perdidas durante la donación. Una dieta enriquecida con hierro, junto con la toma de suplementos diarios de hierro, puede ayudar a regenerar todos los glóbulos rojos de la sangre donada.

La Cruz Roja Americana estima que el 15% de todos los donantes de sangre estadounidenses son estudiantes de instituto o universitarios, una cantidad impresionante si tenemos en cuenta que se deben tener 16 o 17 años para poder ser donante de sangre. Si quieres donar sangre y cumples con todos los criterios, ponte en contacto con tu banco de sangre local o con la Cruz Roja Americana. Podrías salvar la vida de otras personas.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com