Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

El virus respiratorio sincicial

Article Translations: (English) (Hmong)

¿Qué es el virus respiratorio sincicial?

El virus respiratorio sincicial (nombrado en inglés comúnmente por sus siglas, RSV) es un virus que causa infecciones respiratorias en personas de toda edad.  La mayoría de las infecciones de este virus, en Minnesota, ocurren durante los meses de octubre a abril.  Normalmente, en adultos y niños mayores, sólo les causa un resfrío, pero en bebés y niños pequeños puede causar otras enfermedades respiratorias.

Una enfermedad causada por el virus respiratorio sincicial puede ser especialmente grave en bebés de poco tiempo de nacidos o prematuros, aquellos con enfermedades del pulmón o del corazón y en los que tienen el sistema inmunológico debilitado.  En bebés y niños pequeños, es una causa común de neumonía (pulmonía) y bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias en los pulmones).  Consulte los folletos informativos sobre la neumonía y la bronquiolitis.  Los adultos y niños mayores pueden padecer bronquitis.

 

El virus respiratorio sincicial infecta a la mayoría de los niños durante los 3 primeros años de vida.  La inmunidad contra él es de corta duración y es común padecerlo de nuevo.

¿Cuáles son los síntomas de esta infección?

Bebés prematuros y recién nacidos:

  • irritabilidad
  • dificultad para comer
  • síntomas leves de resfriado, tales como la nariz congestionada (ocasionalmente)
  • letargo (somnolencia profunda, dificultad para despertar)
  • apnea, ocasionalmente (dejan de respirar por un breve lapso de tiempo)

Bebés y niños pequeños:

  • tos
  • respiración acelerada
  • silbido en el pecho
  • dificultad para respirar

Niños mayores y adultos:

  • ojos llorosos
  • goteo nasal (moqueo)
  • tos

¿Cómo se contrae este virus?

El virus respiratorio sincicial se contagia fácilmente de persona a persona, especialmente durante los primeros días de caer enfermo.  Toma de 2 a 8 días, después de haber estado expuesto al virus, para que la persona presente la enfermedad. 

La gente contrae el virus por contacto directo, ya sea con secreciones respiratorias (saliva y moco) o con objetos que han estado en contacto con estas secreciones.  El virus puede vivir en la superficie de los objetos por muchas horas y en las manos por más de media hora.

Lavarse las manos frecuentemente es la forma más eficaz de prevenir el contagio.  Todos los miembros de la familia deben lavarse bien las manos con agua y jabón por lo menos durante 15 segundos o usar un desinfectante de manos con alcohol como el de la marca Purell® y deben evitar tocarse los ojos y la nariz.

Enseñe a los niños a no compartir sus alimentos o bebidas y a cubrirse la boca con el antebrazo cuando estornudan o tosen.

¿Cómo se trata la infección?

Si un bebé o un niño pequeño están muy enfermos, se les hará una prueba para ver si tienen el virus respiratorio sincicial. Esta prueba se hace examinando una muestra de moco de la nariz. Pregúntele a su médico los resultados de la prueba.

La mayoría de los niños no necesitan ser hospitalizados.  Sólo los niños con otros problemas de salud o los bebés muy pequeños, que tienden a enfermarse de neumonía y bronquiolitis, deben hospitalizarse.  

La mayoría de los niños tampoco necesitan medicamentos.  Debido a que se trata de un virus, los antibióticos no son útiles para combatirlo.  En casa puede controlar los síntomas de la siguiente manera:

Fiebre

Déle acetaminofén (Tylenol® u otra marca) de acuerdo con las instrucciones que acompañan al medicamento.  No le dé aspirina.

Nariz congestionada

  • Levante la cabecera de la cuna.
  • Compre en la farmacia gotas de solución salina para la nariz o disuelva un cuarto (¼) de cucharilla de sal en media (½) taza de agua.
  • Acueste al niño boca arriba y póngale 2 ó 3 gotas de solución salina en la nariz.
  • Espere unos 30 segundos y succione el moco de la nariz usando una perilla de goma.
  • Haga esto media hora antes de comer y de ponerlo a dormir o con tanta frecuencia como sea necesario. 

No le dé ningún otro medicamento de venta al público sin antes consultar con el médico.  Si el niño tiene silbido en el pecho o infección de oídos, el médico podría recetarle algún medicamento.

En el hospital, la mayoría de los niños con esta infección reciben oxígeno y tratamientos respiratorios hasta que su respiración mejore, y suero intravenoso hasta que puedan comer y beber bien.  Para prevenir el contagio, estos niños están en una habitación privada o comparten un cuarto con otro paciente enfermo de lo mismo.  El personal del hospital usa bata y guantes y mascarilla cuando necesitan trabajar muy de cerca.

¿Cuándo se debe llamar al médico?

  • si se resfría un niño menor de 1 año, que sufre de alguna enfermedad en los pulmones o el corazón.
  • si el niño se niega a beber.
  • si tiene vómitos; no puede retener los líquidos.
  • si se jala las orejas.
  • si tiene dificultad para respirar.
  • si le silba el pecho o le falta el aire.
  • si respira aceleradamente (más de 60 veces por minuto).
  • si tiene dificultad para permanecer despierto.
  • si los espacios entre las costillas se hunden con cada respiración.
  • si tiene un color azulado o grisáceo alrededor o en la parte interior de los labios - llame al número de emergencia 911.

¿Cuándo puede regresar a la guardería?

Los niños pueden regresar a la guardería y a otras actividades de grupo cuando ya no tienen fiebre, comen normalmente y se sienten bien, aunque todavía tengan tos o goteo nasal.

¿Tiene más preguntas?

Esta hoja informativa sólo le ofrece información general; no es específica para el niño.  Si tiene alguna pregunta, llame a la clínica.

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2017 Children's Hospitals and Clinics of Minnesota