Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C)

Article Translations: (English) (Somali)

Su hijo se encuentra en observación debido a que podría tener una enfermedad que se conoce como el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C, por sus siglas en inglés).   

¿Qué es el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C)?

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C) es una enfermedad poco común que se presenta en los niños después de haber tenido COVID-19. Este síndrome puede ocasionar la inflamación de diferentes partes del cuerpo, como el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos y los órganos digestivos (el estómago). El síndrome se registró por primera vez en la primavera de 2020. Los niños que presentan MIS-C estuvieron expuestos a la COVID-19 unas semanas antes de mostrar signos del síndrome MIS-C y pueden no haber tenido ningún síntoma de la COVID-19. Debido a que los síntomas de MIS-C son muy diversos y a que también podrían estar relacionados con otras enfermedades, es posible que se tengan que hacer pruebas a algunos niños para determinar si tienen MIS-C. En muchos casos, los niños no tienen MIS-C, pero sí otras enfermedades.

A pesar de que los niños y los adolescentes de todas las edades pueden padecer el síndrome MIS-C, la edad promedio en la que se presenta es a los 8 años.

¿Cuál es la causa del síndrome MIS-C?

Aunque la causa exacta del síndrome MIS-C se desconoce, se cree que podría estar relacionada con una respuesta anormal del sistema inmunológico al virus que causa la COVID-19. La mayoría de los niños que presentan MIS-C estuvieron expuestos a la COVID-19 unas semanas antes de mostrar signos del síndrome. El síndrome MIS-C no se puede contagiar a otras personas, pero el virus que causa la COVID-19 sí es muy contagioso. En algunos niños que tienen MIS-C, la prueba de COVID-19 puede volver a salir positiva, por lo que el personal de salud tendrá que usar un equipo de protección personal especial.

¿Cuáles son los signos del síndrome MIS-C?

Los niños que tienen MIS-C pueden presentar muchos síntomas diferentes. A la mayoría de los niños con MIS-C les da fiebre, por lo general por varios días. También son frecuentes los síntomas gastrointestinales, como el dolor estomacal o abdominal, el vómito y la diarrea.

Otros síntomas que pueden presentar son:

  • ojos rojos e inflamados (conjuntivitis)
  • sarpullido
  • labios rojos, resecos y agrietados
  • dolor de garganta
  • hinchazón en las manos y los pies
  • inflamación de los ganglios linfáticos del cuello
  • dolor en el pecho
  • dificultad para respirar
  • dolor muscular
  • dolor de cabeza o confusión

¿Cómo se diagnostica el síndrome MIS-C?

Los síntomas de MIS-C pueden ser parecidos a los de otras enfermedades virales y bacterianas en los niños, y también pueden parecerse a los síntomas de otra enfermedad poco común que se llama el síndrome de Kawasaki. Para diagnosticar el síndrome MIS-C, los médicos le harán preguntas sobre los síntomas (por ejemplo, si ha tenido fiebre por mucho tiempo), examinarán al paciente y le harán unos análisis de sangre. No existe una única prueba con la que se pueda diagnosticar el síndrome MIS-C. En algunos casos, los médicos tienen que volver a hacer las mismas pruebas durante varios días para poder determinar si su hijo tiene MIS-C.

Si es probable que su hijo tenga MIS-C, el médico le hará las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre y, a veces, de orina para descartar otras enfermedades, como la escarlatina, otros virus, infecciones urinarias o artritis reumatoide juvenil.
  • Pruebas para revisar el corazón, como un electrocardiograma (ECG) para ver cómo late el corazón, y un ultrasonido del corazón llamado ecocardiograma (eco).
  • Un ultrasonido del abdomen si su hijo presenta un fuerte dolor abdominal para determinar si podría tener apendicitis.

Si se sospecha que su hijo tiene MIS-C, se le harán análisis de sangre con frecuencia durante los primeros días. En ocasiones, es probable que se tengan que hacer estos análisis varias veces al día. El equipo de atención médica hará todo lo posible por reducir al mínimo las molestias ocasionadas al sacarle sangre a su hijo y, en cuanto sea posible, disminuirá el número de veces que se tienen que hacer estos análisis.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome MIS-C?

Los médicos suelen tratar a los niños que tienen MIS-C con:

  • Una dosis de inmunoglobulina por vía intravenosa (IVIG, por sus siglas en inglés). Los anticuerpos (proteínas) ayudan a combatir las infecciones y a eliminar las sustancias que las células inmunitarias segregan y que causan inflamación.
  • Aspirina para tratar la inflamación. Por lo general, los niños toman aspirina durante varias semanas, o incluso meses, hasta que el cardiólogo indique que pueden dejar de tomarla.
  • Corticoesteroides para disminuir la inflamación. En algunos casos, después de darlos de alta, los niños deberán seguir tomando corticoesteroides orales en dosis que se reducirán poco a poco en el transcurso de unas semanas.
  • Antibióticos. Debido a que el síndrome MIS-C puede parecerse a muchas otras enfermedades, los médicos estarán atentos a los análisis de laboratorio para asegurarse de que los síntomas no se deban a una infección bacteriana.
  • Los niños con MIS-C corren el riesgo de que se les formen coágulos en la sangre. Los anticoagulantes generalmente se administran por medio de inyecciones dos veces al día.
  • Antiácidos para proteger la mucosa del estómago de algunos de los efectos secundarios de los corticoesteroides y de otros medicamentos.

El tratamiento se comienza a administrar lo antes posible. Debido a que el síndrome MIS-C puede parecerse a otras enfermedades, es común que varios médicos especialistas también formen parte del equipo de atención médica, junto con los médicos principales. Algunos de estos médicos pueden ser especialistas en enfermedades infecciosas, inmunología, cardiología (especialistas en el corazón), hematología (especialistas en las sangre) y endocrinología. El equipo de atención analizará el caso de su hijo a profundidad para determinar el mejor plan de tratamiento posible. Cada diagnóstico de MIS-C es diferente, por lo que el equipo de atención médica trabajará de forma conjunta para adecuar el plan de tratamiento de su hijo.

La mayoría de los niños con MIS-C comienzan a sentirse mucho mejor después de los primeros días de tratamiento, aunque a veces es necesario utilizar otros tipos de tratamiento. 

¿Tiene alguna pregunta?

Esta información es general y no es específica para su hijo. Si tiene alguna pregunta, póngase en contacto con su clínica.

3/2021

Back To Top

This page is not specific to your child, but provides general information on the topic above. If you have any questions, please call your clinic. For more reading material about this and other health topics, please call or visit Children's Minnesota Family Resource Center library, or visit www.childrensmn.org/educationmaterials.

© 2021 Children's Minnesota