Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

El sueño y su hijo de 1 a 3 meses

Article Translations: (English)

Cuando crea que poder dormir es un sueño inalcanzable, su bebé comenzará a dormir durante períodos más largos durante la noche. El ciclo de sueño del bebé comienza a acercarse al suyo y el niño puede retener más leche en el estómago.

Pero no se ilusione mucho todavía. En esta etapa "dormir toda la noche" se considera un tirón de solo 5 o 6 horas.

¿Cuánto dormirá mi bebé?

Como los bebés de esta edad están más despiertos y alerta, y están más atentos a lo que los rodea durante las horas del día, es más probable que estén cansados durante la noche y duerman. Pero la variedad de lo que se considera normal continúa siendo muy amplia.

A los 3 meses de vida, los bebés suelen dormir aproximadamente 14 horas por día. Muchos habrán logrado una rutina de sueño diaria de dos o tres siestas durante el día, seguidas de un tirón "de toda la noche" después de la última alimentación del día.

Una vez más, no todos los bebés respetan el mismo horario. Si tiene preguntas o preocupaciones, consulte con su médico.

¿Cómo deberían dormir los bebés?

Siga estas precauciones de seguridad con su bebé:

  • Coloque al bebé a dormir boca arriba, no lo coloque boca abajo ni de costado. La tasa de síndrome de muerte súbita del lactante se redujo desde que la Academia Americana de Pediatría introdujo esta recomendación en 1992. Dormir boca abajo con pocas o ninguna posibilidad de cambiar la posición de la cabeza puede bloquear las pequeñas vías aéreas del bebé y hacer que "vuelva a respirar" su propio dióxido de carbono. En esta posición, la temperatura de los bebés también pueden elevarse (otro factor de riesgo para el síndrome de muerte súbita del lactante) y la ropa de cama puede bloquearles la boca o la nariz.

  • Asegúrese de que el moisés cumpla con las normas actuales de seguridad. Utilice un colchón firme para el moisés con una sábana que quede bien ajustada.

  • No coloque nada más en la cuna o el moisés. Los elementos, como juguetes de peluche, almohadas, frazadas y protectores, pueden entrar en contacto con el rostro del bebé y bloquear la respiración.

  • Esté atento a otros peligros. Evite elementos con cordones, cordeles o cintas que se puedan enroscar alrededor del cuello del bebé y objetos de cualquier tipo que tengan una esquina o un borde filoso. Busque elementos que su hijo pueda tocar mientras está sentado o parado en la cuna. Los móviles, adornos colgantes, cuadros, tapices y los cordeles de las persianas podrían ser peligrosos si se encuentran al alcance del niño.

Si bien muchas culturas apoyan la costumbre de compartir la cama, el bebé corre el riesgo de asfixiarse o estrangularse, y los estudios han demostrado que hay una mayor incidencia de síndrome de muerte súbita del lactante en las familias en las que el bebé duerme en la cama de los padres. Esto es especialmente cierto en el caso de los bebé con madres que fuman. Una opción más segura es compartir la habitación y tener una cuna o un moisés en la habitación junto a usted. Puede disfrutar de muchos de los beneficios de compartir la cama (facilita la alimentación, usted vuelve a dormir más rápido, etc.) sin los riesgos que esta costumbre implica.

Ayudar a su bebé a dormir

Si aún no comenzó, comience una rutina para ir a dormir que resulte conocida y relajante para el bebé. Bañarse, leer y cantar puede tranquilizar a los bebés y señalar el final del día. Sea constante y su bebé pronto asociará estos pasos con irse a dormir.

Si acuna a su bebé para que se duerma antes de ir a la cama, su bebé podría esperar que lo acune para que se duerma cada vez que se despierte por la noche. Por el contrario, intente colocar al bebé en la cuna o el moisés mientras está somnoliento pero despierto. De esta manera, su bebé aprenderá a quedarse dormido por sí solo.

Si bien al principio puede resultar difícil, algunos expertos sugieren que esta también es la edad para permitir que su bebé se queje durante algunos minutos cuando se despierta durante la noche. Su bebé simplemente puede estar en una fase de sueño ligero, aun cuando considere que está totalmente despierto. Algunos bebés se retuercen, gimotean o incluso lloran antes de volver a quedarse dormidos por sí solos.

A menos que crea que su bebé está con hambre o enfermo, intente ver qué ocurre si lo deja solo. A largo plazo, será de ayuda si su bebé puede desarrollar las habilidades para volver a dormirse sin ayuda.

Si su bebé se despierta durante el período en el que desea que duerma, mantenga la actividad reducida al mínimo. Cambie o alimente a su bebé en la oscuridad y no juegue con él. Su pequeño comenzará a recibir el mensaje que usted es aburrido de noche; por lo tanto, podría simplemente irse a dormir nuevamente. También puede ayudar mantener los dispositivos móviles y artículos electrónicos apagados y mantener la luz baja cada vez que se despierte de noche.

Si su bebé se está despertando temprano para alimentarse por las mañanas, algunos pequeños cambios pueden permitirle un pequeño desplazamiento del horario. Podría intentar despertar a su bebé para alimentarlo tarde por la noche en un horario que se adapte a su cronograma de sueño. Por ejemplo, si su bebé duerme después de alimentarse a las 7 de la tarde y se despierta a las dos de la mañana para comer, intente despertar al bebé para que coma a las 11 de la noche y después póngalo a dormir hasta una alimentación a las 5 o las 6 de la mañana. Tal vez le lleve unas cuantas noches establecer esta rutina, pero si es constante mejorará las probabilidades de éxito.

Cuándo llamar al médico

Si lo preocupan los hábitos de sueño de su bebé, hable con su médico, que podrá tranquilizarlo o encontrar la causa de un problema físico que tal vez tenga como únicos síntomas la falta de sueño y la irritabilidad.

Sea como sea, el médico puede ayudarlo a encaminarse y lograr más sueño de calidad para usted y su bebé.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com