Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Hidrocele

Article Translations: (English)

¿Qué es un hidrocele?

Un hidrocele es un saco de líquido alrededor de un testículo, dentro del escroto. Los hidroceles son comunes en los recién nacidos, especialmente en los bebés prematuros. Los niños más grandes y los hombres también pueden padecerlos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un hidrocele?

Un niño con hidrocele tiene un bulto en la ingle o el escroto. El bulto puede ser visible o no, pero usted o su médico pueden sentirlo.

Los hidroceles pueden cambiar temporalmente de tamaño cuando un bebé llora o cambia de posición.

¿Cuál es la causa de un hidrocele?

Normalmente, cuando un bebé se está desarrollando en el vientre materno, los testículos se comienzan a formar en el abdomen. Luego, los testículos se mueven a través de un "túnel" denominado canal inguinal y llegan hasta la zona genital. A medida que se mueven por el canal, empujan el revestimiento del abdomen con ellos. El revestimiento forma un saco alrededor de los testículos dentro del escroto. La parte superior del saco finalmente se cierra antes del nacimiento.

A veces, cuando los testículos y el revestimiento se mueven juntos hacia el escroto, queda líquido en el saco. Esto recibe el nombre de "hidrocele".

Hay dos tipos de hidroceles:

  1. Un hidrocele comunicante está abierto en la parte superior; por lo tanto, el líquido puede fluir hacia el abdomen.
  2. Un hidrocele no comunicante está cerrado en la parte superior; por lo tanto, el líquido queda atrapado en el escroto.

¿Cómo se diagnostica un hidrocele?

En general, los médicos diagnostican el hidrocele con un examen físico. En algunos casos, el médico puede pedir estudios de diagnóstico por imágenes, como una ecografía, para confirmar la existencia del hidrocele o descartar otras afecciones, como torsión testicular o hernia inguinal.

¿Cómo se trata un hidrocele?

El tratamiento del hidrocele depende de su tipo y ubicación, de la edad del paciente y de otras cosas.

Los hidroceles en los bebés suelen desaparecer por sí solos cuando el niño tiene entre 1 y 2 años. Si el hidrocele no desaparece o si está combinado con otra afección, como una hernia, es posible que sea necesaria una cirugía.

¿Qué pueden hacer los padres?

Si su hijo tiene un hidrocele o le han reparado un hidrocele.

  • Siga las indicaciones del médico sobre las citas de seguimiento.
  • Observe el hidrocele para detectar los cambios y avísele al médico si nota alguno.
  • Quédese tranquilo porque los hidroceles casi nunca afectan la capacidad de un niño de tener hijos en su vida adulta.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2020 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com