Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Hacerse una resonancia magnética

Article Translations: (English)

¿Qué es una resonancia magnética?

Las resonancias magnéticas (RM) son una prueba segura e indolora en la que se utilizan magnetos (imanes) y ondas de radio para tomar imágenes detalladas de los órganos, los músculos, los tejidos blandos y las estructuras del cuerpo. A diferencia de las tomografías axiales computadas, en las resonancias magnéticas (RM) no se utiliza radiación.

Las resonancias magnéticas se hacen en hospitales y centros de radiología. Ayude a su hijo a prepararse para una resonancia explicándole de qué se trata la prueba con palabras sencillas. Hable sobre la parte del cuerpo que le van a estudiar y explíquele que el equipo probablemente haga ruidos similares a golpeteos y zumbidos.

An MRI takes very detailed pictures of the inside of your body. It doesn't hurt, but it can take a little while to do.

¿Qué ocurre antes de una resonancia magnética?

Con frecuencia, las resonancias magnéticas no requieren una preparación especial. Durante una resonancia magnética, los objetos metálicos pueden recalentarse y resultar peligrosos; por eso, su hijo tendrá que quitarse todas las cosas metálicas, como anteojos, alhajas, cinturones o piercings. No se permiten los dispositivos electrónicos dentro de la sala de RM. Los aparatos de ortodoncia y los empastes metálicos no se verán afectados por la resonancia.

También le preguntarán si su hijo tiene clips metálicos internos de operaciones previas o cualquier otra cosa que le podría causar problemas cerca de un campo magnético potente.

Informe al técnico en resonancias si su hijo tiene una alergia o una enfermedad, si ha sufrido reacciones a medicamentos con anterioridad o si su hija está embarazada.

Puede permanecer en la sala de resonancias con su hijo hasta que comience la prueba. En algunos centros, se permite que los padres permanezcan con su hijo durante la prueba. De lo contrario, se unirá al técnico en la sala contigua o permanecerá en una sala de espera. Con frecuencia, los padres pueden ver a sus hijos a través de una ventana y hablar con ellos por medio de un intercomunicador en los descansos entre la toma de imágenes. Si los niños están despiertos en el equipo de resonancia magnética, esto puede tranquilizarlos.

¿Es necesario sedar a mi hijo para una resonancia magnética?

Para obtener los mejores resultados de una resonancia, los niños deben permanecer totalmente quietos durante la prueba. Algunos de ellos tal vez necesiten sedación, en especial los bebés y los niños pequeños que podrían tener dificultad para quedarse quietos. Tendrán que dejar de comer y beber antes de la prueba para asegurarse de que tengan el estómago vacío. 

Los niños suelen recibir sedación a través de una vía intravenosa y dormirán durante toda la prueba. La sedación también es útil para los niños claustrofóbicos (quienes tienen miedo a los espacios cerrados). Para aliviar la ansiedad antes de la resonancia y durante esta, algunos pacientes toman un sedante oral antes de la prueba.

Los niños que reciben sedación son monitoreados con un equipo que controla su ritmo cardíaco, respiración y nivel de oxígeno durante toda la resonancia magnética (RM).

Si a su hijo le recomiendan sedación, converse sobre los riesgos y los beneficios con el médico de su hijo.

¿Qué es una solución de contraste?

Para detectar problemas específicos, es posible que su hijo reciba una solución de contraste a través de una vía intravenosa. La solución es indolora mientras va entrando en la vena, pero puede sentirse fría. Esta solución resalta ciertas partes del cuerpo, como los vasos sanguíneos, para que los médicos puedan verlos de forma más detallada.

La solución de contraste es segura para la mayoría de las personas, pero pueden ocurrir reacciones alérgicas en casos excepcionales. Hable con su médico sobre los beneficios y los riesgos de usar estas soluciones. Antes de la resonancia, el técnico le preguntará si su hijo es alérgico a algún medicamento o alimento. El establecimiento donde se haga la resonancia magnética debe contar con personal médico que sepa manejar una reacción alérgica.

Si su hijo tiene la función renal reducida, asegúrese de informar al radiólogo y al técnico antes de que su hijo reciba la solución de contraste porque esto puede causar algunas complicaciones muy poco frecuentes.

¿Qué ocurre durante una resonancia magnética?

La mayoría de los equipos de resonancia magnética están formados por un campo magnético en forma de rosquilla, con un túnel en el centro. A veces, reciben el nombre de "resonancia magnética cerrada". Los pacientes se recuestan en una camilla que se desliza hacia el interior del túnel. Algunos centros tienen resonadores con aberturas más grandes ("resonancia magnética abierta") y son muy útiles para los pacientes a quienes no les gustan los espacios reducidos.

El técnico acomodará a su hijo en la posición adecuada en la camilla. Después de que la camilla se deslice hacia el interior del túnel, el técnico tomará las imágenes. 

Es normal que el equipo emita sonidos repetitivos. Tal vez, a su hijo le den audífonos para escuchar música o tapones para los oídos para atenuar los ruidos. Además, el niño puede usar un botón para pedir ayuda si se siente incómodo durante la prueba.

Su hijo deberá quedarse quieto en la camilla durante 20 a 90 minutos, según la prueba que deban hacerle. Si sienten frío mientras están en la camilla, pueden pedir una manta.

Si a su hijo le harán una resonancia magnética del cerebro, es posible que le coloquen un dispositivo plástico especial llamado "antena" alrededor de la cabeza. Este dispositivo es similar a un casco de bicicleta y ayudará a mantener la cabeza de su hijo quieta.

Una vez concluida la resonancia, el técnico ayudará a su hijo a salir de la camilla. Si su hijo recibió sedación, es posible que lo envíen a una sala de recuperación. La mayoría de los efectos de la sedación desaparecen en un plazo de 1 a 2 horas. Si se utiliza material de contraste, este debería ser evacuado en aproximadamente 24 horas.

A menos que hayan sedado a su hijo o que se lo indiquen por otro motivo, su hijo podrá retomar de inmediato sus rutinas normales y su dieta habitual después de la prueba.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Las imágenes de las RM son analizadas e interpretadas por un radiólogo especializado en esta tarea. El radiólogo enviará un informe al médico de su hijo, quien comentará los resultados con usted y le explicará qué significan. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente a la familia o al paciente en el momento de la prueba.

¿Las resonancias magnéticas se asocian a algún riesgo?

Las resonancias magnéticas son seguras y sencillas. No hay ningún riesgo asociado a los campos magnéticos ni a las ondas de radio, puesto que las ondas de radio de baja energía no usan radiación. Las resonancias magnéticas se pueden repetir porque carecen de efectos secundarios.

¿Y si tengo preguntas?

Si tiene alguna pregunta sobre la resonancia magnética o los resultados, hable con el médico de su hijo. También puede hablar con el técnico antes de la prueba.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2022 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com