Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Los viajes y el asma

Article Translations: (English)

Cuando estás de vacaciones, seguramente quieras pensar lo menos posible en tu asma para poder divertirte. La mejor manera de lograrlo es planificar las cosas con tiempo.

Los siguientes consejos pueden ayudarte a mantenerte sano y a que este viaje sea el mejor de tu vida.

¿Qué elementos para el asma debo empacar?

Antes de comenzar a empacar, asegúrate de que tu asma esté bien controlada. Si has estado teniendo ataques de asma, consulta al médico. Tal vez sea necesario ajustar tus medicamentos o debas ir a visitarlo.

Asegúrate de lo siguiente:

  • Empacar tus medicamentos y suministros para el asma. Conserva todos los medicamentos en tu equipaje de mano. Lleva un poco más de los medicamentos que creas que podrías llegar a necesitar. De este modo, no te quedarás sin medicamentos si ocurre algo inesperado. Si usas un medidor de flujo máximo, también debes empacarlo. Es una buena idea saber los nombres genéricos de tus medicamentos. Estos son los nombres de las sustancias químicas del medicamento, no el nombre comercial que la compañía farmacéutica le puso al medicamento. Si necesitas reabastecerte de medicamentos en otro país, es probable que el medicamento tenga otro nombre comercial. El farmacéutico o el médico te pueden dar los nombres genéricos de los medicamentos que tomas.
  • Empacar tu plan de acción contra el asma y otras cosas. Asegúrate de llevar una copia de tu plan de acción contra el asma, tu tarjeta del seguro de salud y el número de teléfono de tu médico. Si vas a salir del país, pídele a tu médico que prepare una carta en la que describa tu asma y los medicamentos que necesitas. Esto puede resultar muy útil en la aduana y la seguridad del aeropuerto.

¿Cómo puedo evitar los desencadenantes mientras estoy de viaje?

Los desencadenantes del asma pueden estar en todas partes. Podrías entrar en contacto con alguno incluso antes de llegar a tu destino. Por ejemplo: los trenes, ómnibus e incluso el automóvil de tu familia pueden tener ácaros y moho atrapados en los asientos, las alfombras y el sistema de ventilación.

  • Si vas a viajar en ómnibus, tren u otro transporte público, asegúrate de haber tomado tu medicamento de control a largo plazo y de tener tus inhalador de alivio rápido a mano.
  • Si vas a viajar en automóvil, pídele al conductor que encienda el aire acondicionado o la calefacción con las ventanas abiertas al menos 10 minutos antes de subir al automóvil. Si el polen o la contaminación atmosférica desencadenan tu asma y el nivel de estos elementos es elevado, viaja con las ventanillas cerradas y el aire acondicionado encendido.

Los viajes en avión también tienen riesgos. El aire de los aviones es muy seco y esto puede desencadenar un ataque de asma. Asegúrate de tener tu inhalador de alivio rápido a mano e intenta beber mucha agua.

En los vuelos comerciales de todas las líneas aéreas de Estados Unidos y en todos los vuelos internacionales que despegan o aterrizan en Estados Unidos, se prohíbe fumar. Pero, por ley, se permite fumar en los vuelos chárter. Si viajarás en un vuelo chárter, averigua cuál es la política sobre tabaco. Pide que te sienten en una sección de no fumadores.

¿Cómo puedo evitar los desencadenantes en los viajes en los que debo pasar la noche fuera de casa?

Si te vas a hospedar en un hotel, es posible que notes que hay algo en la habitación que te desencadena el asma. He aquí algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Pide una habitación soleada y seca, lejos de la piscina del hotel.
  • Si los alérgenos animales te desencadenan el asma, pide una habitación donde nunca haya entrado una mascota.
  • Siempre pide una habitación donde no se permita fumar. Explica en el hotel que tienes asma y no puedes estar en una habitación donde se haya fumado.
  • Si puedes, lleva tu propio cobertor y almohada.

Si te quedarás en la casa de amigos o familiares, diles con anticipación qué cosas te desencadenan el asma. No podrán eliminar todos los ácaros del polvo o el moho, pero pueden pasar la aspiradora y desempolvar, en especial en la habitación en la que dormirás. También puedes pedirles que no usen velas perfumadas, potpourrí o productos en aerosol, si es que estas cosas te hacen mal.

Debes evitar el humo, tal como lo haces en tu casa. Si alguien está fumando, pídele que lo haga al aire libre, en especial si comparten la habitación. El fuego de las chimeneas también podría ser un problema para ti.

Consejos para viajar solo

Lejos de tus padres, tendrás más responsabilidad en el manejo de tu asma. Recuerda cuáles son tus desencadenantes e intenta evitarlos.

Si el polen es un problema, averigua cuál es el nivel de polen los días que vayas a estar al aire libre. Si la contaminación atmosférica es un desencadenante, recuérdalo cuando visites una ciudad con mucho smog. Puedes verificar la calidad del aire en cualquier lugar de los Estados Unidos visitando el sitio AIRnow.

Si tienes pensado hacer nuevas actividades mientras estás de viaje, habla con tu médico sobre ellas antes de partir. Y lleva siempre contigo los medicamentos de alivio rápido por si llegaras a necesitarlos.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2018 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com