Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Síndrome de shock tóxico

Article Translations: (English)

Acerca del síndrome de shock tóxico

El síndrome de shock tóxico (toxic shock syndrome, TSS) es una infección grave pero poco común causada por las bacterias Staphylococcus aureus (a menudo denominado estafilococo) y Streptococcus pyogenes (a menudo denominado estreptococo), y la mayoría de los casos están relacionados con la bacteria estafilocócica.

El TSS estuvo originalmente vinculado al uso de tampones porque los primeros casos, a finales de la década de 1970, estuvieron relacionados con tampones superabsorbentes. La investigación llevó a crear mejores tampones y mejores hábitos para usarlos, tales como cambiarlos a menudo. La cantidad de casos de TSS disminuyó drásticamente. Hoy, alrededor de la mitad de todos los casos de TSS están vinculados a la menstruación.

Pero el TSS no está estrictamente relacionado con los tampones. La esponja anticonceptiva y el diafragma, dos tipos de métodos anticonceptivos, han sido vinculados al TSS. También puede afectar a alguien que tiene algún tipo de infección estafilocócica, incluyendo neumonía, un absceso, una infección en la piel o en una herida, la infección de la sangre, septicemia, o la infección ósea osteomielitis.

La mayoría de los casos de TSS relacionados con el estreptococo se deben a bacterias que ingresan en áreas de piel herida, como cortes y rasguños, heridas quirúrgicas y hasta ampollas de varicela.

Los síntomas de TSS pueden incluir fiebre alta repentina, sensación de desmayo, diarrea, dolor de cabeza, sarpullido y dolores musculares. Si su hijo tiene estos síntomas, llame a su médico inmediatamente.

Síntomas

El síndrome de shock tóxico comienza de repente, a menudo con fiebre alta (temperatura de al menos 102 °F [38.8 °C]), una disminución rápida de la presión sanguínea (con desequilibrio o desmayo), confusión, vómitos, diarrea, dolor de cabeza o dolores musculares.

Un sarpullido similar a las quemaduras del sol pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies. Una persona también podría tener ojos inyectados en sangre y un enrojecimiento inusual debajo de los párpados o dentro de la boca (y en la vagina, en las mujeres). El área que rodea la herida infectada puede inflamarse, volverse roja y sensible, pero podría no parecer infectada.

Otros síntomas pueden incluir confusión u otros cambios mentales, disminución de la orina, fatiga y debilidad, y sed.

Si el TSS no se trata, órganos como el hígado y los riñones pueden comenzar a fallar, y pueden desarrollarse problemas como convulsiones, sangrado e insuficiencia cardíaca.

Prevención

La bacteria que causa el síndrome de shock tóxico puede transmitirse si no se lavan las manos; por eso, lavarse bien las manos es sumamente importante.

Las niñas pueden reducir su riesgo de desarrollar TSS ya sea al evitar los tampones o al alternarlos con toallitas femeninas. Las niñas que usan solo tampones deberían elegir los que tienen la absorbencia más baja que manejará el flujo menstrual, y deben cambiárselos frecuentemente. En los días de poco flujo, las niñas deben usar toallitas femeninas en vez de tampones.

Entre los períodos menstruales, guarde los tampones lejos del calor y de la humedad (donde pueden crecer bacterias); por ejemplo, en el dormitorio en vez de en un armario del baño.

Debido a que las bacterias estafilocócicas a menudo se transmiten por las manos, es importante que las niñas se laven bien las manos antes y después de introducirse un tampón. Si su hija ha tenido su período menstrual, dígale que debe tomar estas precauciones. Toda mujer que se ha recuperado del TSS no debe usar tampones.

Limpie y vende todas las heridas cutáneas lo más rápido posible. Llame a su médico inmediatamente siempre que una herida se vuelva roja, se inflame, o se vuelva sensible, o si tiene fiebre.

Diagnóstico y tratamiento

El TSS es una emergencia médica. Si cree que su hija tiene TSS, llame a un médico de inmediato. Según los síntomas, un médico puede verla en el consultorio o derivarla al departamento de emergencias de un hospital para que inmediatamente la evalúen y le realicen pruebas.

Si un médico sospecha TSS, probablemente comenzará a administrar líquidos y antibióticos intravenosos (IV) lo antes posible. Es posible que tome una muestra del sitio sospechoso de la infección, como la piel, la nariz o la vagina para detectar TSS. Es posible que también tome una muestra de sangre. Otros análisis de sangre pueden ayudar a monitorear cómo diversos órganos, como los riñones, están funcionando y revisar en busca de otras enfermedades que podrían estar causando los síntomas.

El personal médico retirará tampones, dispositivos anticonceptivos, o gasas de heridas, limpiará cualquier herida y, si hay una cavidad de infección (un absceso), es posible que un médico deba drenar el pus del área.

Las personas con TSS generalmente deben permanecer en el hospital, a menudo en la unidad de cuidados intensivos (ICU), durante varios días para que los médicos puedan monitorear su presión sanguínea y respiración, y revisar si hay signos de otros problemas, como daños en los órganos.

El TSS es una enfermedad poco común. Aunque puede ser mortal, si se reconoce y trata de inmediato, por lo general puede curarse.

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico inmediatamente si su hija tiene signos o síntomas del síndrome de shock tóxico. Una vez que se da cuenta de que algo anda mal, es importante obtener atención médica de inmediato. Cuanto más pronto comience el tratamiento, mejor.

Back To Top

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2017 KidsHealth ® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com