Patient & Family Education Materials

Start over with a New Search

Atención médica y su hijo de 8 a 12 meses

Article Translations: (English)

Conforme su bebé se vaya volviendo más independiente y más móvil, las preguntas que usted hará a su médico en las revisiones tendrán más que ver con los chichones, los moretones y el comportamiento.

No puede proteger a su bebé de todos los golpes o heridas en las rodillas mientras él aprende a andar. Pero se puede asegurar de que las sustancias venenosas y los medicamentos se guardan en lugares inaccesibles para un niño y de proporcionar a su hijo un entorno seguro para explorar.

Lo más probable es que su hijo este oyendo muchos "¡No!" en esta etapa mientras va explorando su entorno; pronto, oirá esa palabra de la boca de su pequeño. Sea consistente y afectuoso mientras le enseña la diferencia entre la conducta aceptable y la inaceptable.

¿Cuándo lo verá el médico?

El médico verá a su hijo dos veces en visitas de control (o revisiones) durante esta etapa, una a los 9 meses y la otra a los 12 meses.

Si su hijo se ha saltado cualquier vacuna, o si le han detectado algún problema que merece una atención especial, le programarán visitas adicionales.

Qué esperar durante la visita

Las revisiones de los nueve y de los 12 meses son bastante similares a las anteriores, aunque es posible que se alargue el tiempo que dedique a hablar con el médico sobre el comportamiento y los hábitos de su hijo.

El chequeo de su bebé incluirá lo siguiente:

  • Le medirán la estatura, el peso y el perímetro craneal. Su crecimiento se representará en una gráfica de crecimiento, y se le informará sobre cómo se está desarrollando su hijo.
  • Una exploración física completa.
  • Se revisará el desarrollo de su bebé a través de la observación y de lo que usted explique sobre su comportamiento: ¿Su bebé se sabe sentar solo? ¿Se sabe poner de pie apoyándose en el mobiliario? ¿Sabe tomar objetos pequeños? ¿Dice mamá y papá? ¿Le gustan juegos como el cu-cu-tras? Es posible que el médico le haga estas y otras preguntas sobre su hijo.
  • Tal vez le pregunte cómo lleva usted el cuidado el bebé y cómo lo lleva el resto de la familia. Es posible que el médico revise con usted algunas cuestiones de seguridad: ¿Ha puesto su casa a prueba de bebés? ¿Se sienta su hijo en una silla se seguridad apropiada cada vez que viaja en coche?
  • El médico hablará con usted sobre los hábitos alimentarios de su hijo: ¿Está comiendo su hijo más comida para adultos? ¿Le interesa comer con las manos alimentos que le coloca en la bandeja de la silla? ¿Es capaz de utilizar tazas? ¿Se ha destetado o ha dejado ya el biberón? La mayoría de los médicos recomiendan pasar del biberón a la taza entre los 12 y los 18 meses.
  • El médico le informará sobre qué esperar en los meses que se avecinan.
  • A su bebé le pondrán vacunas durante algunas de sus revisiones.

Es posible que, cuando su bebé tenga 12 meses, el médico le recomiende un análisis de sangre para saber si padece anemia y/o una intoxicación por plomo. En función de dónde vivan y de su riesgo potencial de desarrollar una tuberculosis, algunos bebés se someten a la prueba de la tuberculina cuando tienen alrededor de un año. Le darán instrucciones sobre cómo supervisar la aplicación de prueba y cómo llevarla a la consulta para que el enfermero o el médico compruebe sus resultados.

En las visitas, trate cualquier pregunta o duda que tenga y anótese cualquier instrucción que le dé el médico sobre cuidados especiales que deba recibir el bebé. Siga actualizando constantemente el registro de datos médicos de su hijo, con información sobre su crecimiento y sobre cualquier problema o enfermedad que padezca.

Las vacunas que le pondrán a su bebé

Entre las vacunas recomendadas, se incluyen las siguientes:

  • la primera dosis de la vacuna triple vírica contra las paperas, el sarampión y la rubeola (administrada entre los 12 y los 15 meses).
  • la primera dosis de la vacuna contra la varicela, que se administra en forma de una sola inyección entre los 12 y los 15 meses
  • la cuarta dosis de la vacuna conjugada antineumocócica, que se administra entre los 12 y los 15 meses
  • la tercera o la cuarta dosis de la vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo B, dependiendo del fabricante, que se administra entre los 12 y los 15 meses
  • la primera dosis de la vacuna contra la hepatitis A (VHA), que se puede administrar a partir de los 12 meses

Es posible que a su bebé también le pongan:

  • la tercera dosis de la vacuna contra la hepatitis B (VHB), que se puede administrar en cualquier momento entre los seis y los 18 meses
  • la tercera dosis de la vacuna antipoliomielítica (VPI), que se puede administrar en cualquier momento entre los seis y los 18 meses
  • la vacuna antigripal (que se administra cada año)
  • la vacuna antimeningocócica para niños que se exponen a desarrollar la enfermedad meningocócica, que puede llevar a una meningitis bacteriana y a otras complicaciones graves

Este calendario de vacunación puede variar en función de las vacunas combinadas que utilice su médico.

Cuándo llamar al médico

Usted debería sentirse lo bastante cómodo con su médico como para llamarlo con preguntas o dudas que no puedan esperar hasta la próxima visita. Si se trata de preguntas que pueden esperar, anótelas para que no se le olviden. Por descontado, llame al médico de su hijo inmediatamente si se lesiona o si contrae una enfermedad que requiere atención médica.

Llame al médico si su bebé tiene fiebre, parece enfermo, rechaza la comida o la bebida, vomita o tiene diarrea.

En esta etapa, los retrasos evolutivos pueden ser un motivo de preocupación. Cada bebé tiene su propio ritmo y sigue su propio calendario para gatear, hablar y andar, o sea que tenga esto en cuenta cuando se fije en los signos de los avances evolutivos que rodean al primer cumpleaños. En la revisión de los nueve meses, el médico hará a su bebé una prueba de cribado evolutivo que ayuda a identificar cualquier retraso.

En torno a los 12 meses, la mayoría de los niños:

  • han dicho su primera palabra (mamá, papá)
  • utilizan gestos (dicen adiós con la mano, mueven la cabeza de un lado a otro para decir "no") • responden a ilustraciones y juguetes familiares
  • se ponen de pie cuando les dan la mano y se apoyan en las cosas para ponerse de pie

Hable con el médico de su hijo si tiene dudas o preguntas sobre el desarrollo del pequeño.

Back To Top

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

© 1995-2017 KidsHealth ® All rights reserved. Images provided by iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, and Clipart.com